Archives

Hvad er klokken?

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

¡Se acabó! Mañana vuelta a la redacción, al trabajo, a los especiales, a la rutina que tan poco me gusta y tan pocas alegrías me suele dar... Ha sido un mes de vacaciones estupendo, en el que he pisado países y continentes nuevos y conocidos, acompañado siempre por el mejor de todos y, afortunadamente, sin problemas a destacar más que la maldita humedad ambiental o el calor (o el frío, dependiendo del sitio, que ya se sabe que se trata de quejarse, ¿no?).

Ahora, como se puede observar en nuestro dios hindú particular, se trata de volverse pulpo y llevar para adelante el curro, la compra, la limpieza de la casa, las facturas... y todo eso mientras atiendes mil llamadas, escribes reportajes como el que cierra sobres y, una vez más, tratas de perder esos gramos de más que se cogieron durante el verano y que se sumaron a los que no se pudieron perder durante la primavera. Y seguro que habrá quienes estén deseando dejar atrás sus vacaciones... ¡infelices! con lo a gusto que se está sin hacer nada y cobrando... ¡Vivan las vacaciones remuneradas!

En fin, tengo un día por delante para hacerme a la idea de que tendré que ver las mismas caras durante muchas más horas de las que me gustaría durante un año, a menos que tenga la dicha y la fortuna de que alguien me fiche y pueda cambiar, por fin, de curro ¿No hay nadie por ahí que quiera contratarme por un sueldo digno? ¿Eo? Pussar och kramar!

...y yo me voy a pasar el fin de semana a Belgrado para disfrutar de las vistas en sus más que apetecibles terrazas del centro de la ciudad. ¡Ay, omá! Pussar och kramar!

Ayer tuve mi primera experiencia de cine 3D. He de reconocer que no es una tecnología que me llame la atención, sobre todo porque implica usar gafas, que son un complemento que me incomodan y que detesto. Pocas veces me verá alguien con gafas de sol y, afortunadamente, mi vista es más que perfecta, por lo que no necesito ayuda para ver bien. Así, no estoy acostumbrado a tener nada encima de la nariz y ver la película podía ser un suplicio. Además, me costó acostumbrarme. Sobre todo lo pasé mal al principio con las letras de la pantalla. Eran salir créditos de algo y sentir un poco de mareo. Menos mal que luego me fui acostumbrando y para cuando llevábamos 10 minutos de metraje ya estaba bastante hecho al tema.

La película elegida fue Toy Story 3, una tragicomedia en dibujos animados. ¿Tragicomedia? Pues sí, porque qué drama ante mis inocentes ojos. Uno va tranquilo, esperando una broma por aquí, un chascarrillo por allá, las siempre geniales frases del señor Patata... y qué se encuentra: a todo el cine (menos los niños) llorando a lágrima viva cuando Andy juega en el jardín con los muñecos. ¿Era necesaria tanta crueldad sentimental? ¿Es que no piensan en los adultos que padecemos sensibilidad extrema? Si lo llego a saber, me llevo la caja de pañuelos... (Bueno, miento, sabía que se lloraba porque ya había leído algunos comentarios al respecto, pero como los decían sobre todo nenazas en twitter y buzz, como que no le daba mucha importancia... Sí, me he convertido en uno de ellos...).

Por cierto, me encantó. Pussar och kramar!

Me he enganchado a la serie 'Los caballeros las prefieren brutas'. La descubrí gracias a que la están reponiendo en Caracol TV. Sólo vi un capítulo allá en Colombia, pero me encantó. Resulta que ha sido un exitazo en buena parte de Latinoamérica y no me extraña porque se te pasan los capítulos volando.

Empieza un poco floja y va mejorando a medida que avanza la trama. Cuenta la historia de Cristina Oviedo (protagonizada por la guapísima Valerie Domínguez), una diseñadora industrial e interiorista que pilla, el día antes de su boda, al que iba a ser su marido con su supuesta mejor amiga. Para no perder el apartamento en el que vive, debe coger a un compañero de piso. Como está en fase 'detesto a los hombres', sólo está interesada en compartir con mujeres, pero termina aceptando a un chico gay... que realmente no lo es.

Éste se trata de Alejo, que está desesperado por encontrar apartamento donde vivir y al que no le importa hacerse pasar por homosexual... al menos mientras no empieza a tener sentimientos por Cristina... cada vez más confundida porque, ¿te puede gustar un chico gay con el que compartes piso? Interpretado por Juan Pablo Raba, que está para merendarlo tres veces, no es de extrañar que la chica se quede prendada, sí o sí.!

No es una telenovela, sino una serie de formato americano (de hecho, es de Sony). La primera temporada (y única, por ahora), se compone de apenas 22 capítulos y, además del protagonista, no faltan invitados que dan ganas de tocar... Pussar och kramar!

En las últimas 48 horas cogí tres aviones, que me llevaron de Cartagena de Indias (lugar al que no pienso volver así me paguen) a Jerez de la Frontera (donde me encuentro). La necesidad de descanso obligaba a dormir en el vuelo entre Bogotá y Madrid, pero fue imposible por las mismas causas de siempre, es decir: niños llorando/gritando, asientos incómodos, viajar en la clase equivocada... Así, después de una espera en Barajas que se me hizo eterna, llega a casa de mis padres, a mi habitación, a mi cama... y decidí que mejor me duchaba que olía a choto. Eso sí, una vez limpio, tocaba dormir, por fin... cosa que he hecho hasta las 14 horas de hoy, cuando mi madre decidió que ya estaba bien, que había que comer y que 18 horas de sueño eran más que suficientes. Sigo cansado aún, así que esta noche espero poder dormir lo que no me han dejado esta mañana y las que me tocan del día, y así mañana ya ser persona. Con lo a gusto que se está en los brazos de Morfeo... Pussar och kramar!

Hoy ponemos el broche de oro a la segunda etapa de nuestro viaje por Colombia: Medellín. Esta ciudad nos ha encantado y, a pesar de las pendientes/cuestas interminables que tiene este valle, no nos importaría venir a vivir. La experiencia colombiana está dando mucho de sí y estamos aprendiendo muchas cosas. Por ejemplo, que acá el peatón NUNCA tiene la preferencia. Es decir, un paso de cebra no es un lugar ante el que el coche se pare. Como nos han contado nuestros amigos, se limita a señalar por dónde debe cruzar el peatón UNA VEZ NO HAYA COCHES a la vista.

Esta semana se celebra en Medellín la Feria de las Flores. Entre otros actos, el Jardín Botánico acoge una muestra de orquídeas y otras flores que nos dejó el otro día impresionados. Además, tuvimos la suerte de ir acompañados de las tías de nuestro amigo Camilo, unas apasionadas de la botánica que nos contaron todos los secretos de cada una de las flores (dos horas de paseo, parecía un documental). Además, el día antes nos llevaron a un parque natural que se visita desde un telesférico especial, por lo que no te cansas ni nada (como debe ser).

La comida, como no podía ser menos, es megacalórica. Tanto en Bogotá como en Medellín nos hemos rendido a los encantos de El Corral, una hamburguesería que es mucho más que excepcional, con más de 40 tipos diferentes de hamburguesas en la carta. Además, la comida típica es excelente, y en cada ciudad hemos podido degustar lo más típico, bien un ajiaco, una bandeja paisa, un tamal... Como se acompañan de grandes caminatas, el sentimiento de culpa es menor (salvo el rubio, que no para de comer arequipe, la versión colombiana del dulce de leche).

No conseguimos hacernos con el sistema de numeración de calles y carreras de este país, pero seguimos intentándolo. Por cierto, en Bogotá participé en un programa de radio dando mi opinión como español sobre la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. Aquí en Medellín he ido al cine a ver una película que me ha encantado. No pudimos parar de reírnos con 'Mi villano favorito' y he decidido que quiero un minión de juguete sí o sí. Recomiendo a todo el mundo esta película, que no sé si se ha estrenado ya en España o no, la verdad. Pussar och kramar!