Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

He decidido hacer una calificación de estrellas, como la de los hoteles, para mis entrevistados. Más que por la calidad de lo que tengan que decir o por el interés de lo que me cuenten, se trata de crear una referencia objetiva en la que sólo se sume y en muy pocos casos se reste. Así, de paso, os cuento a los no iniciados los problemas que tenemos que soportar habitualmente a la hora de hacer una entrevista. La máxima puntuación posible sería 6 estrellas y la mínima, -6 (las estrellas negras restan un punto y el círculo ni suma ni resta).

1. Cuestionario previo. Si yo entrevistara a un desconocido, a un señor de la calle que no sabe por qué demonios quiero ponerle delante la grabadora, entendería que me pidiera las preguntas previamente. Pero como ese caso no se me ha dado nunca, sigo sin entender por qué demonios quieren saber las preguntas previamente. ¿De qué voy a querer hablar con alguien que no sea su trabajo o aquello por lo que sea relevante? Pero la peor es cuando no sólo quieren ver las preguntas previas, sino que, encima, se permiten el lujo de tacharte preguntas y decirte de antemano lo que no quieren que cuestiones (un torero me tachó la pregunta '¿Se considera un sibarita?' y me quedé muerto en la bañera). Así:

NO PIDE CUESTIONARIO:
PIDE CUESTIONARIO:
PIDE CUESTIONARIO Y TACHA PREGUNTAS:


2. Tiempo de la entrevista. Yo no creo que deban durar mucho obligatoriamente. El clásico periodista que da rodeos durante media hora o más hasta que el entrevistado 'entra en calor' y contesta mejor y más sinceramente creo que es un bulo. Él sabe a lo que está y tú también. Salvo entrevistas muy largas o de perfil, con veinte minutos o media hora, sobra. Hay que saber calcular el tiempo y el espacio. Sin embargo, algunos entrevistados se pasan y te dan apenas cinco minutos para fotos y preguntas. Así:

TIEMPO SUFICIENTE:
TIEMPO INSUFICIENTE:


3. Estilismo. Este punto es muy variado, ya que hay famosos cuyos representantes (no ellos, que es lo más gracioso) exigen que se les vista, e incluso algunos que se le haga de algunas determinadas marcas sin que haya contrato de imagen por en medio (en ese caso, es comprensible), otros que les da igual, otros que se niegan y otros que no hay que vestir en ningún caso porque para qué. Así:

SE LE VISTE SIN PROBLEMA:
NO HACE FALTA VESTIRLO:
EXIGE VESTIRSE:
EXIGE VESTIRSE DE UNA MARCA DETERMINADA:


4. Agenda. Si no tienes huecos para dar entrevistas, no las des. Si tu agenda es tan complicada que hay que resolver un cubo de Rubik para lograr una hora libre, pasa de marear al periodista y, o te reservas una mañana para hacerlo todo, o mejor no aceptes la entrevista. Así:

FACILITA AGENDA:
NO FACILITA AGENDA:
CAMBIA CONSTANTEMENTE LA CITA:


5. Calidad. Como en todo, cuanto mejor se desarrolle la entrevista, mejor. Si es amable, contesta sin excesivos monosílabos, se interesa por ofrecer lo mejor de sí, trata de agradar y facilitar el trabajo de todos, no se cree un divo... mucho mejor. Una vez, un compañero paró una entrevista con una cantante de esas que se creen alguien sin que se les conozca más allá de Aljete porque ésta no paraba de leer el periódico mientras contestaba, sin mirar a la cara ni atender medianamente a las preguntas. Así:

ES UN SEÑOR EN TODO:
CORTÉS, CORRECTO, EN SU SITIO:
DIVO PERO CORRECTO:
COMPORTAMIENTO DEPLORABLE:

Y como no quiero ponerme de mal humor y prefiero recordar los buenos momentos, voy a dar algunos ejemplos de personas que he entrevistado en la última década, pero sólo positivos (los negativos, si alguno tiene interés y no los sabe ya, en privado) y no tienen por qué ser los más valorados, sólo algunos al azar de entre los que recuerdo con cariño.

  • Merche (cantante):
  • Jose María Manzanares, hijo (torero):
  • Phil Collins (músico):
  • Xabi Alonso (futbolista):
  • Santi Santamaría (cocinero):
  • Aishwarya Rai (actriz):
Pussar och kramar!

7 comentarios

  1. MEG  

    Al menos deberías dar pistas de quién ha sido todo un estrellazo negro...

  2. gratis total  

    Flipo mucho con eso de tachar preguntas, la censura ha vuelto?

  3. AdMiles  

    Pues a mi no me parece mal que te tachen preguntas, me parece tan lícito como que una vez hecha la pregunta te digan que sobre eso no quieren contestar. Diría más, prefiero la primera opción, si te tachan las preguntas que tú consideras más importantes quizá decidas no hacer la entrevista y entonces trabajo que te ahorras.

    Claro que lo del Torero sibarita, seguro que te la tachó porque no sabía lo que era tal cosa, debía pensar que le estabas preguntando si era mariquita o algo así.

  4. Di  

    La idea me parece buenísima pero a mi lo de pensar las categorías y puntuar me daría tantísima pereza...

  5. Nils  

    Meg, no que luego todo se sabe ; )

    Raquel, pasa pocas veces y suele ser con famosetes de farándula de segunda fila.

    AdMiles, es otro punto de vista, pero yo creo que mejor zanjar desde antes de la entrevista qué temas no quiere tocar y así me planteo un cuestionario de otro modo. Y el torero que lo tachó te prometo que sí sabe qué significa esa palabra.

    Di, es ponerse...

  6. rickisimus2  

    ¡Por favor! Quiero saber (al menos alguna pista) de algún/a impresentable.

  7. rickisimus2  

    Al menos alguno de quien no te lo esperases.

Publicar un comentario