Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Este largo fin de semana lo he aprovechado bastante bien, sobre todo porque he podido quedar con gente que me apetecía mucho volver a ver. Uno de ellos ha sido @Jonipod, que tuvo un comentario durante la conversación que me llamó la atención: en el periodismo de tecnología se debate sobre la figura del bloguero y su comparación o no con los periodistas de prensa 'de verdad'. De hecho, lo que más me llamó la atención es que los términos de ese debate eran prácticamente iguales a los que tenemos en la prensa de belleza; y no me lo esperaba.

Tanto en tecnología como en belleza, las firmas están cada vez más interesadas en que los blogueros influyentes usen sus bitácoras para hablar (bien) de sus productos, ya que ven en ellos un canal de información del mismo modo que un periódico o un programa de televisión. Es cierto que hay muchos matices, que no es lo mismo un gurú de un diario que un bloguero, etcétera; pero, en abstracto, es publicidad, tanta o mejor incluso que la que reciben de otros soportes. Sin embargo, ningún periodista quiere que se le mezcle con blogueros en una rueda de prensa, y creo que por una razón muy sencilla: PROFESIONALIDAD.

Una cosa es que te encante un tema, te guste profundizar en él y tengas un blog que incluso te pueda reportar ingresos; y otra muy distinta que trabajes y te ganes el pan gracias a ese tipo de información, haciéndolo para algún medio (aunque éste sea una web propia, convertida en portal de información). De hecho, cuando se acaba la jornada laboral, toca hacer lo que te apetece en tu tiempo libre, que puede ser seguir ahondando en tu mundo laboral, porque sea una pasión, o hacer cosas que no tengan nada que ver.

En la Asociación de Periodistas de Belleza lo tenemos claro: un redactor y un bloguero no son lo mismo, ni podemos permitir que haya marcas que lo equiparen, y mucho menos que traten por igual las ediciones digitales de una revista que un blog de una persona ajena a la profesión, por muy buen ojo que tenga para criticar algún producto. Así, como en todo, hay muchos tipos de expertos, y los blogueros especializados lo son, pero eso no les convierte en periodistas.

Un caso curioso es el de Isasaweis, conocida por sus consejos y críticas de cosmética en YouTube. Acaba de ser fichada por Antena 3 y sería un error convertirla en periodista de la noche a la mañana. No. Ella es como los antiguos jugadores de fútbol que comentan los partidos, pero explicando cómo aprovechar mejor una crema hidratante o un pintalabios. Algo que podría hacer cualquier redactor de belleza, pero que la cadena de televisión prefiere aprovechar el tirón de la chica y que sea ella quien lo haga. Está en su derecho, pero igual que Kiko Hernández y el resto de la panda de Sálvame no son periodistas por muchas exclusivas que den en su programa, Isasaweis no deja de ser una bloguera que da su opinión y consejos, sin profesionalidad por en medio. Pussar och kramar!

10 comentarios

  1. coque  

    en mi opinión, lo que aportan los blogueros frente a los redactores en este tipo de asuntos es la imagen de credibilidad e independencia.
    para hablar de productos, una opinión personal está más valorada que una que puede ir marcada por la línea editorial o intereses comerciales.

    y conste que no me gustan los gurús, ni mucho menos el "intrusismo", pero para algunos temas es preferible la independencia (que no objetividad) frente a la profesionalidad (que puede estar muy dirigida).

  2. Gratis total  

    Todo lo que dices es una gran verdad. Quién quiera ser periodista, que estudie y se prepare. Eso si, lo de credibilidad e independencia, es muy discutible si los bloggeros empiezan a entrar en el submundo de aceptar regalos y hacer posts pagados, entonces el modelo "alternativo" a la prensa tradicional pierde su gracia.

  3. Thiago  

    Estoy completamente de acuerdo... NO nos engañemos, los blogueros somos blogueros pq no sabemos hacer otra cosa... Si yo supiera escribir anda que iba a estar escribiendo chorradas en un blog. Y a mí todos esos que hablan de moda, cotilleos y dan consejos, incluso los de cocina como si supieran algo, como si lo hubieran estudiado en alguna extraña universidad me ponen frenético... Y ya que los encumbren como figuras mediáticas me crispa... Pero a qué ninguno de esos listillos que todo lo sabe lo fichan para un programa de divulgación de física nuclear?

    No, para todo hay que estudiar, joder...!.


    Bezos.

  4. ChicoTóxico  

    estoy con coque: lo que nos da puntos a los bloggeros es la independencia. No ganamos nada poniendo bien a una marca.
    En las revistas es vergonzoso ver como las marcas 'cuelan' los productos en supuestos reportajes objetivos.
    En algunas como la Zero o la nueva OMG es vergonzoso. Es PURA PUBLICIDAD encubierta. Así es imposible tomarlo en serio, es un simple escaparate.
    En temas tecnologicos, aunque leo muchos blogs (más afines a mis gustos e intereses) yo valoro un montón las comparativas de las revistas. Se nota que están hechas objetivamente, con resultados y en profundidad.
    Creo que ambas cosas son compatibles

  5. ChicoTóxico  

    seguimiento!

  6. ace76  

    Entiendo que la Asociación de Periodistas de Belleza luche contra el intrusismo profesional. Sin embargo, poniéndome en el lugar de las marcas, seguramente yo no haría tantas distinciones entre aparecer en un blog prestigioso o en la versión digital de una revista. De hecho, todos sabemos que hay ciertos blogs que son mejores que ciertos medios (no hablo tanto de belleza y moda, temas que no domino, sino de cine, música, etc).

    De todas formas, el tema de los blogs es muy complejo. ¿Qué diferencia a un blog como Microsiervos o Jenesaispop de un medio de comunicación? ¿O qué diferencia a un bloguero del columnista de un periódico?

    Eso sí, también es cierto que por cada blog con cierto nivel de calidad o credibilidad, tienes cien o mil que no alcanzan un mínimo (y lo que es peor, te encuentras con blogueros que se creen que tener un blog te convierten en periodista). Igual de malo es encontrar periodistas que escriben sus artículos como si fueran su blog personal (el horror que se han inventado los de El Pais con Eskup, por ejemplo).

    En fin, que el tema da para mucho, :-)

  7. ChicoTóxico  

    lo de ACE +1

  8. Nils  

    Coque, el problema es que la independencia se pierde muy rápidamente en el caso de los blogueros que despuntan porque empiezan a saborear las mieles del peloteo de las marcas y se vuelven mucho menos independientes que los medios que viven de la publicidad.

    Gratis total, efectivamente, como expertos y personas objetivas que dan opiniones mucho más cercanas que algunos periodistas de verdad, ganan puntos; pero los pierden en cuanto se venden.

    Thiago, la preparación es muy importante porque es lo que permite realmente tener propiedad para opinar.

    CT, efectivamente. El problema es cuando se pierde esa independencia porque se creen medios de comunicación de verdad y no se dan cuenta de que son muy fáciles de comprar y caer en los mismos errores que cometen muchas revistas que sólo se dedican a sacar las marcas que se publicitan en ella.

    Ace76, la diferencia entre un bloguero y un columnista radica en si se gana o no dinero con esa práctica (el suficiente como para vivir de ello), es decir, en la profesionalidad. Además, para bien o para mal, en muchos campos (si no en todos) sigue siendo mucho más valiosa la palabra de un periodista especializado que la de un bloguero que no se ha acreditado antes como experto. Cuando hablo de blogs, me refiero a eso: bitácoras. Las webs que se dedican a dar noticias, son un medio de comunicación, siempre y cuando creen contenidos originales.

  9. Di  

    Con la coña de estar sin internet me he perdido este debate tan interesante ~_~

    Creo que el ejemplo que ha puesto Nils es perfecto. Nadie considera a un futbolista que comenta un partido un periodista, pero no nos equivoquemos: los blogs están ahí, la publicidada está ahí y el dinero y la fama son muy golosos.

    Como siempre, el prestigio la da la independencia y los lectores no son tontos y se dan cuenta perfectamente cuando un artículo está pagado. Y da igual que sea en un blog o en una revista.
    No hay más que leer el reportaje sobre Lancome en el EPS de esta semana. Vergonzoso.

  10. coque  

    en artículos de opinión/crítica los profesionales del campo me parecen tan interesantes como los de periodistas especializados. no es lo mismo, pero es igualmente válido. ambos tienen su pros y sus contras, y ambos tienen el riesgo de "venderse".

    un ejemplo es el programa versión española. cayetana no es periodista, pero en mi opinión hace un programa incluso mejor que otros de cine (también en rtve) conducidos por periodistas.

    la cuestión es educar al público a saber valorar y discernir lo que escucha según quién lo dice.

    personalmente hay blogs musicales que no sigo, cuyas opiniones no me interesan. del mismo modo que hay periodistas reputadísimos a los que se les ve el plumero tanto como aun talifán de lady gaga.
    y después están esas excepciones de periodistas muy profesionales que saben equilibrar la opinión, la afición y el periodismo (en mi opinión) magistralmente. véase javier becerra.

    y yo, lo siento, pero la independencia periodística no me la creo del todo. el periodista puede tener cierta libertad, pero al final cobra un sueldo y trabaja para un medio con una línea editorial.
    y si puede decir algo en contra del medio que le publica, es porque el medio abre la mano, no por la virtud de la independencia profesional.

Publicar un comentario