Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

“Miramos a la cerveza de masas como los primeros punks lo hacían con la cultura pop: con desprecio e irreverencia”, dice la contraetiqueta de Sink the Bismarck!, una de las aguas de cebada con mayor graduación o volumen alcohólico del mundo (41º, 57 €/33 cl), lanzada al mercado por Brew Dog Beer, una pequeña empresa artesanal escocesa. Su peculiar nombre (¡Hundamos al Bismarck!, en inglés) alude al enfrentamiento que mantienen con la alemana Schorschbräu para dilucidar quién ostenta el dudosamente meritorio récord de elaborar la birra más cafre (sic) del planeta.

Esta frenética carrera que trasciende cualquier ortodoxia cervecera se inició en 2007 cuando James B. Watt y Martin Dickie, dos veinteañeros "aburridos de las lagers y ales industriales que asolan Reino Unido", decidieron asociarse para fabricar lo que ellos mismos han bautizado como hardcore beers. "Brew Dog va de romper reglas, asumir riesgos, ofender a las corporaciones, inquietar a las instituciones y, lo primero y más importante, elaborar cervezas diferentes, plenas de sabor", proclama su página web. Los dos amigos tomaron como mascota a Bracken, el labrador color chocolate del padre de James, que aparece en toda su imagen corporativa –el perro, no el padre– y que es, por lo visto, un excelente catador. Montaron, gracias a un pequeño crédito bancario, una brewerie en Fraserburgh (que actualmente emplea a 14 trabajadores procedentes de seis países) y pronto dieron que hablar con su Punk IPA, considerada hoy la cerveza alternativa más popular de las islas británicas, y, sobre todo, con su Tactical Nuclear Penguin, de 32º.

¿Cómo se puede obtener una cerveza de semejante graduación? Pues llevando hasta el límite su elaboración para lograr un volumen alcohólico inicial del 10%. Después se madura durante ocho meses en barricas de whisky, con lo que el grado sube a 20º. Para alcanzar los 32º, se mantiene a una temperatura de -20ºC, de ahí que su nombre haga referencia a los pingüinos. "Esta es una cerveza extra fuerte y debe ser disfrutada a tragos pequeños, con una sensación de calma aristocrática, como se disfruta un buen whisky, un disco de Zappa o la visita de un fantasma amigable", advierten sus creadores. La repercusión mediática alcanzada con Tactical Nuclear Penguin fue excepcional.

En diciembre de 2009, los alemanes de la casa Schorschbräu lanzaron su SchorschBock de 40º a base de trigo. Nuevo récord que los escoceses batieron con Sink the Bismarck! Sin embargo, los teutones acaban de anunciar una segunda SchorschBock, en este caso de 43º, al grito de “los hombres de Franconia no nos vestimos como nenazas” y que se puede encargar en Internet por 99 € el botellín de 33 cl. La guerra por la cerveza con más grados de alcohol está servido y no parece tener fin... de momento. Pussar och kramar!



* Artículo de J. M. Bellver extraído de 'Fuera de Serie'.

4 comentarios

  1. Casta  

    Seguramente el sabor tiene que ser terrible pero me apetecería probarla.

  2. Nils  

    Yo sigo fiel a mi tinto con limón : )

  3. Di  

    A mi no me gusta la cerveza así que solo diré que me mola tu nuevo avatar playero

  4. Nils  

    gracias!! que se note que estoy casi de vacaciones!

Publicar un comentario en la entrada