Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Los conductores de autobús de Madrid no lo saben, pero se han infiltrado entre sus filas los miembros de una logia de almas negras. Muchos de los trabajadores de la EMT son bastante majos (sólo una minoría, además, merendables, qué se le va a hacer) pero siempre hay ovejas descarriadas que, más que hacer su trabajo, parece que están ahí para joder al personal. Sí, son los que en plena noche, y lloviendo a cántaros, no abren las puertas del autobús en la parada de cabecera porque quieren fumarse el cigarrito tranquilamente mientras pasan los cinco minutos de espera (esto ocurre cada dos por tres en Cibeles de noche), y que encima disfrutan mirando cómo la gente se empapa mientras el autobús permanece vacío y con la calefacción puesta.

Pero no hace falta que llueva, ni que sea de madrugada. Ahora, en pleno verano, cambian este hábito por dejar el bus delante de tus narices mientras te torras en la parada a 40ºC. Algún día, un golpe de calor provocará a un pasajero un ataque de ira y acabará apaleando al señor conductor. En ese momento, se le verá derramar sangre negra, señal de que la logia existe y que han vendido su alma al diablo, disfrutando mientras torturan a los usuarios. Y el que avisa, no es traidor. Pussar och kramar!


La entrada de hoy está dedicada al conductor de la línea 173 que el martes, a las 16.30 horas, dejó el autobús aparcado en la parada de bajada de final de línea, en Sanchinarro, para fumarse un cigarro (así le entre cáncer de pulmón), en vez de seguir, hacer la rotonda, parar en la parada de cabecera para su cigarrito y dejarnos entrar y disfrutar del aire acondicionado a las cuatro personas que estábamos aguardando a pleno sol. Que sepa, señor, que es usted un HIJO DE LA GRAN PUTA.

11 comentarios

  1. Ángel  

    Angry Nils Reloaded!

  2. starfighter  

    Eso me suena a aquellos que tienen una pequeña parcelita de poder y abusan de ella para demostrarlo a quien haga falta. En el fondo, muy en el fondo, y aplastada por la ira ylos instintos asesinos, me dan un poco de pena.

  3. Nils  

    Ángel, ein?

    Starfighter, estoy contigo, es patético.

  4. Sota  

    En Barcelona hacen lo mismo, si te sirve de consuelo... Incluso a veces, en paradas que son final y principio de línea.

  5. Ángel  

    El Nils furioso, el Angry Nils. Ya era hora de que volviera. ¡Lo extrañábamos!

  6. Anónimo  

    Eso no es nada. Siendo yo un joven provinciano recién llegado, no me bajé en mi parada, la penúltima, y el señor autobusero me hizo bajar en la cabecera con una nevada apoteósica y esperé 25 minutos a que hiciese la rotonda.
    Yo antes tenía un alma candorosa...a partir de ese día todo cambió...

  7. Nils  

    Sota, para quemar el autobús!!

    Ángel, es que me enervan!

    Anónimo, me deja usted flipando. Yo a ese chófer le decía de todo y más.

  8. Ladonnabupu  

    No te metas con la pobre puta, seguro que ella intentó educarlo bien. Han sido los años opositando a autobusero, que eso tiene que ser mu duro hombre!!!

  9. Di  

    Por cosas así yo ya no me apeo de mi coche

  10. peritoni  

    Creo que no conocía aún tu irasosiá...

  11. Nils  

    Ladonna, las culpas a la opo, no?

    Di, y lo que tú contaminas con tu coche?!

    Peritoni, a veces sale...

Publicar un comentario