Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

¿No te ha pasado alguna vez que te ocurre algo bastante surrealista que te enfurece hasta enrojecer, aún a sabiendas de que se convertirá en una de esas historias de las que te reirás toda la vida? A mí me pasó este fin de semana. Llevaba varios días con antojo de bizcocho casero, así que el sábado compré los ingredientes que me faltaban y, después de llegar de Aranjuez, de pasar el día con unos amigos, me puse manos a la obra. ¿Has probado a consultar en Internet la receta del famoso bizcocho de yogur de limón? No lo hagas. Varía en cada web que mires, por lo que acabarás haciendo una mezcla de todas.

Como no quería hacerlo solo, y me gusta que el rubio me ayude, le pregunté si quería hacer de pinche. Siempre dispuesto, se encargó de lo más pringoso: embadurnar el molde de mantequilla. Luego le pedí que picara almendras, mientras yo me dedicaba a mezclar y batir ingredientes. Normalmente lo hago sin almendras, pero quise innovar un poco. Además, aún no habíamos utilizado la picadora (el accesorio que venía con la batidora), así que podía ser un buen momento para estrenarla. Como suele ser habitual, las cuchillas venían con un plástico protector... que no fue retirado antes de hacer polvo las almendras.

Y es que el rubio no sabía que había que retirarlo. Como me dio el resultado directamente de la picadora, sin sacar la cuchilla, no se dio cuenta de que el plástico había desaparecido... o más bien integrado con las almendras. Yo lo eché todo a la mezcla y seguí batiendo. No nos dimos cuenta de nada. Yo no pregunté por el plástico porque pensé que el rubio lo habría quitado; y él no me dijo nada porque dio por hecho que yo lo había tirado a la basura cuando retiré la cuchilla para lavarla y prefería tener las cuchillas 'sin protección'.

El resultado es que el bizcocho salió fenomenal, perfecto, con un sabor genial gracias a las almendras y al cacao en polvo que eché a la mezcla... pero salpicado de trocitos de plástico de entre uno y dos milímetros por toda la masa. Un desastre...

¿Lo más fuerte? Que me di cuenta de la catástrofe al ir a pegar el primer mordisco... una hora después de que el rubio se hubiera comido ya dos generosos trozos durante el desayuno. Pussar och kramar!

14 comentarios

  1. Sufur  

    Las partes positivas del asunto:

    - Que lo que no mata, engorda

    - Que de todo se aprende.

    - Y que es estupendo cocinar mano a mano con el rubio de tu vida, independientemente del resultado :-)

  2. starfighter  

    Jajajaja, eso me recuerda cuando hago de pinche y freganchin con el mío. Además, es una buena excusa para volver a hacerlo el próximo fin de semana que, con la práctica, seguro que sale para chuparse los dedos.

  3. ChicoTóxico  

    XD

  4. MEG  

    Del bizcocho de yogur, si quieres te doy yo la receta de mi madre, que es muy sencilla.

    Estas cosas pasan.

  5. ace76  

    Jejeje, ahora que ya se te habrá pasado el enfado (yo también me habría enfadado), alégrate, porque esta anécdota la podrás contar durante el resto de tu vida y conseguirás que la gente se ría siempre, :-D

    ¿El rubio ha hecho una buena digestión o le sentó mal el bizcocho?

  6. Ángel  

    Se me ocurre tal cantidad de anécdotas relacionadas con el aparato digestivo y el excretor que mejor me las callo para que no pienses que tras la pausa de estos días he vuelto asilvestrado.

  7. Nils  

    Sufur, no me seas cursi.

    Starfighter, es que tanto bizcocho no es bueno para nuestra dieta.

    ChicoTóxico, ya te digo!

    Meg, perfecto! pásala cuando quieras!

    Ace76, pues que yo sepa, muy buena, pero vamos, que como me come de todo (nunca mejor dicho) jajaja

    Ángel, muchos días tienen que pasar para que te asilvestres ; )

  8. Peritoni  

    Puarrrrghhh!!!, y no se derritieron los plásticos?, que asquirrrín, jajajajajaja

  9. Nils  

    Pues eso es lo más fuerte, que no se derritieron a pesar de estar una media hora larga a 170ºC...

  10. Sota  

    Pues chico, si los trocitos de plástico eran tan pequeños, salvo que diesen mal sabor o algo, dónde está el problema? Tal y como entraron saldrán y listos...

    (pero vamos, que no se cómo será vuestra picadora, pero a poco que se parezca a la mia, no ver que las cuchillas están plastificadas tiene delito)

  11. Nils  

    Lo tiene, y mucho, porque no era un plástico pegado, sino uno que lo envolvía a modo de preservativo, nada sutil...

  12. coque  

    en dudas sobre repostería, pregúntale siempre a los sajones http://www.joyofbaking.com/

  13. Blue  

    A mi no me quieren ni ver en la cocina... xD Cosa que se agradece, pero luego me toca el fregar...

  14. Fran  

    ¿El rubio ha defecado ya? ;P

Publicar un comentario