Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Si en mi casa hubiera costumbre de oír la radio por las mañanas, y más concretamente la SER, podría justificar sin problema mi afecto por Iñaki Gabilondo, pero, hasta lo que sé, sólo se oye música, si es que se pone algo. También me valdría que fuera yo el que, por iniciativa propia, se hubiera lanzado poco a poco al embrujo del vasco en las ondas, pero no recuerdo haber oído más de 30 minutos de un programa suyo. Y no porque me aburriera, sino porque la radio no es lo mío; la dejo para los taxis y poco más (aunque reconozco que a veces me fastidia bajarme del coche porque me he enganchado a la emisora que estuviera oyendo en ese momento).

Entonces, ¿cómo explicar esa fascinación por Gabilondo? Sin duda, el antiguo alumno más ilustre de mi universidad (con permiso de muchos otros) tiene un aura atrayente. Ver sus informativos en Cuatro, y especialmente su editorial, era una especie de comunión espiritual. Rara vez disentía de lo que pensaba y me sentía orgulloso de su proceder cuando admitía que se había equivocado si el tiempo no le daba la razón. Me gustaba tanto su programa que no entendía, y sigo sin hacerlo, cómo no tenía más audiencia. Con la de millones de personas de izquierdas que hay en España, ¿cómo es que no sintonizaban Cuatro cada noche?

Lo que tampoco entiendo, y no me parece muy profesional, es que Iñaki se haya llevado los cuatro años que ha estado al frente del informativo remarcando que ése no era su sitio, que no estaba del todo a gusto y que se veía a sí mismo como un becario que aprende de otros más jóvenes. Esas cosas se las debería haber guardado para él porque, aunque realmente piense así, ya que es mucho más que un presentador. Como gurú de muchos -le guste o no ese apelativo-, creo que estuvo falto de seriedad.

Hoy comienza una nueva andadura y espero que su nuevo programa sea tan interesante como el de Vicente Vallés en el canal 24 Horas de TVE, quizás el mejor informativo nocturno que hay en este momento. ¿Será capaz Gabilondo, ahora sí, de hacerse con un formato televisivo? Ojalá, porque un monstruo del periodismo como él merece estar en primera línea. ¡Buena suerte! Pussar och kramar!

13 comentarios

  1. coque  

    gabilondo me cae mal.
    no me gustan los periodistas que sientan cátedra de esa forma.

  2. Ángel  

    Estoy con Coque. Si bien es cierto que sabe guardar las formas y que su tono de voz es pausado (salvo raras veces) y grave, lo cual da apariencia de serenidad y opinión bien formada, me parece que, y cito textualmente, "sienta cátedra". Y eso no me gusta.

  3. Nils  

    Coque, yo prefiero que den su opinión abiertamente a que te la cuelen con calzador de forma sibilina como en las otras cadenas.

    Ángel, lo dicho, él es más que un busto parlante.

  4. Ladonna  

    Yo soy incapaz de ver las noticias completas, no puedo, me pongo de los nervios. Y el Sr. Gabilondo, por mucha voz pausada, tampoco consigue nada. No puedo.

  5. Di  

    Yo sí crecí oyendo a Iñaki (para mi es Iñaki, tantos años en mi casa, da para esas confianzas).
    De enana no le hacía caso, pero debo decir que todavía lo echo de menos en el Hoy por Hoy, y Francino no me acaba de convencer.

    A mi su informativo me gustaba y su editorial lo veía todos los días (normalmente en youtube, porque con tanto baile horario muchas veces todavía estaba en el trabajo cuando lo emitían)

    Me alegro que ahora tengo un proyecto con el que se sienta más a gusto, y me alegra también que su sustituto en el informativo sea Javier Ruiz, un grandísimo periodista económico (con la manía que yo les tengo en general).

    Hoy esto me ha quedado un pelín largo. Mil disculpas :)

  6. Casta  

    A mi me gusta Gabilondo, me gusta que nunca intente llevarnos a un estado de crispación y sobretodo que siempre diga las cosas con educación.

  7. Sota  

    Con la de millones de personas de izquierdas que hay en España, ¿cómo es que no sintonizaban Cuatro cada noche?

    En dos palabras: El-hormiguero.

    Y a mi Gabilondo nunca me ha acabado de convencer. Me gusta su forma de hacer periodismo, pero hay algo en él que... Ñej.

  8. Maggie Wang Kenobi  

    Pues le diré a mi mucamo resumidor que me haga un vídeo resumido del programa y ya opinaré, jurjur.

  9. Nils  

    Ladonna, eres rara.

    Di, yo también solía ver su editorial en YouTube, aunque luego me agregué su RSS y me llegaba el texto al mail.

    Casta, es que no hay que perder los papeles nunca.

    Sota, ¿mejor si fuera más belicoso?

    Maggie, jajaja pues esperamos entonces la opinión.

  10. Sota  

    No, no, no, ya digo que me gusta su forma de hacer periodismo. Hace periodismo, no campaña.

    Es él. Hay algo en él que no me gusta. Y no se qué es.

  11. ace76  

    Yo creo que simplemente no le cogió el truco a hacer un informativo de televisión... Y eso que él ya había hecho televisión hacía años, con "En familia" (estaba bien ese programa). Pero en estos tiempos, la información en televisión funciona de manera muy distinta a como él hacía su programa.

    Por cierto, todos los periodistas, hasta el más humilde reportero de sucesos, "sientan catedra" con lo que retransimiten, ya que todos están diciendo, en ese momento, su verdad más absoluta. Otra cosa es que sea más o menos evidente.

    Por otra parte, también empiezo a dudar de que en España haya tantos millones de personas de izquierdas...

  12. Argo  

    Me gustaba mucho Gabilondo, aunque cuando comenzó su andadura en Cuatro se le notaba bastante desconectado del medio, había pasado demasiado tiempo en la radio y me da que nunca se ha vuelto a sentir agusto del todo en la televisión. En radio llevo un tiempo enganchado a RNE y el programa que presenta Juan Ramón Lucas, me parece muy bueno, ¡y sin publicidad!.

  13. Nils  

    Sota, bueno, tampoco se puede gustar a todo el mundo...

    Ace76, yo creo que sí que las hay...

    Argo, no aguanto a Lucas, es superior a mí, y lo digo con conocimiento de causa.

Publicar un comentario