Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Leo a Maggie y me acuerdo de un tema que siempre me ha provocado 'ira sosiá': el de los cambios de nombre.

En España, si quieres cambiar tu nombre al correspondiente en alguna otra lengua del Estado (por ejemplo: de Jaume a Jaime, de José a Xosé, de Xabier a Javier...) o al de alguno de tus progenitores, no hay ningún problema administrativo que te lo impida. Sólo has de ir al Registro Civil y es prácticamente automático. Si lo que quieres es un cambio de nombre radical (por ejemplo: de Carlos a Ignacio o de Carme a Patricia), el proceso se complica un poco y has de solicitarlo a un juez que, por lo habitual y tras oír al solicitante, suele dar su visto bueno (a menos que haya motivos reales que lo desaprueben, es cosa hecha).

Sin embargo, hay un tercer caso en el que es casi imposible que el juez apruebe la solicitud: la alteración del nombre. Es decir, pasar de ser Ruth a Rut, Debora a Deborah... Lo normal es que un juez niegue esta posibilidad y me parece la mar de injusto. Yo entendería que desaprobará cambiar un Camilo por Kamilo, un Ignacio por Hignacio o una Sandra por Sandrah. Sin embargo, en el caso de Rut o Debora hay registros tanto con hache como sin ella, por seguir con los ejemplos iniciales, y no tiene que venir un juez a fastidiar los deseos de nadie.

Igual esto de los cambios de nombre ya no es así y mi información anda algo desfasada (Meg, manifiéstate) pero, ¿por qué no tenemos derecho a poder llamarnos como nos dé la gana, dentro de un orden? Otra cosa en la que no somos libres... En fin... Pussar och krammar!

20 comentarios

  1. nanyu fonseca  

    yo, que me llamo como mi padre, estuve con la tentacion de cambiarme de nombre durante muchos años para evitar los errores y confusiones que el tener el mismo nombre y apellido que tu padre pueden acarrear, pero ahora me encantaria que la Seguridad Social, por ejemplo, me confundiera con el y me jubilara para poder dedicarme a viajar por ahi.

  2. nanyu fonseca  

    y para cambios, el de ayer en Eujkadi!

  3. nanyu fonseca  

    y hacia tiempo que no hacia un "hat trick" en tu blog!

  4. Nils  

    Es verdad, eres el Messi/Ronaldo/Raúl (el que prefieras) de este blog, jejeje, que cuando menos esperas, ¡toma goleada!

  5. Ángel  

    Recuerdo cuando estudiaba esto de los nombres en la carrera. Me pareció curioso que, por interés del niño, los papis no puedan poner a sus hijos nombres como Satán o Judas. Si te das cuenta, hay un San Judas, San Judas Tadeo. Y el nombre que se pone es Tadeo.

  6. peibol  

    Tenía una amiga llamada Concepción, a la que absolutamente nadie llamaba así; cuando fue a cambiarse el nombre argumentó algo lógico: "Si para absolutamente todo el mundo soy Concha, ¿por qué voy a seguir con un nombre que no es el mío?"
    Le dieron la razón

  7. Di  

    Esto de los nombres es curiosisimo. A una amiga mía su madre le quería poner Sonia. El señor del registro civil se negó en redondo y acabó llamándose Patricia. Pero la medallita que le regaló su abuela cuando nación pone Sonia.
    También tengo otra que iba a ser Samantha y acabó siendo Patricia (esta salió ganando jeje).

    Ahora que lo pienso todas las Patricias que conozco lo son de rebote, debe ser el nombre comodín

  8. nanyu fonseca  

    RAUL = KK.

  9. Nils  

    Ángel, a mí no me parece mal que Satán sea un nombre vetado... y Judas es bastante feo.

    Peibol, es que es lo que debe ser, porque los nombres no pueden convertirse en una lacra impuesta.

    Di, no entiendo que un funcionario del registro pueda negarse a aceptar la voluntad de los padres en un caso como este, en el que no hay lugar a dudas.

    Nanyu, gracias, necesitaba oír eso.

  10. Maggie Wang Kenobi  

    Uy, soy tu musa, tu inspireichon. Qué fort, tiatiatia.

  11. ace76  

    Pobre Raúl... con lo que él ha sido.

    Yo creo que cada uno debería poder llamarse como quisiera y escribirlo como le dé la gana.

  12. Sota  

    Para quedarse con sólo parte de un nombre compuesto también ponen problemas, tengo entendido...

  13. MEG  

    Manifiéstome.

    Hoy debo confesar que di clases prácticas de Registro Civil con el juez que denegó a unos padres ponerles a su hija Julieta, por considerar que no era un nombre, sino un diminutivo...

    Partiendo de esa base, me manifiesto y digo lo siguiente: La Ley de Registro Civil permite, como bien has dicho, cambios de nombre español-lengua autónoma, cambios de nombre porque nadie te llama así sino asao, pero no alteraciones del nombre, porque se entiende que la nomenclatura de las personas debe tener un nombre. Aunque hay Ester y Esther, nombres como Ruth y Deborah (por utilizar tus ejemplos) son nombres que existen y llevan una nomenclatura determinada y debe ser respetada en aras del correcto lenguaje.No podríamos llamarnos Kamilo ni Karlos, porque no se escriben así, lo mismo ocurre para las Deborahs (aunque yo, directamente, me podría María del Carmen, pero bueno).

    Otro apunte lo tenemos respecto a los nombres a utilizar. Aunque suene bonito, no podremos ponerle a nuestra hija Mandarina. Porque no es un nombre. Y no podremos ponerle Sade, porque las connotaciones que tiene Sade implican una negatividad (por el Marqués de Sade y es un ejemplo real del Registro Civil de Lorca, Murcia, hace unos 8-9 años). No se pueden poner nombres que conlleven ofensas, negatividad, etc, para el recién nacido, así como se permite el cambio de apellidos negativos (ejemplo: cambiar el apellido Gandul por otro -ejemplo real-).

    Lo que se pretende con esta normativa, quizá un poco rígida, es salvaguardar un poco el interés del menor, y el gusto por determinados nombres va cambiando conforme cambia la sociedad: ya no se ven composiciones de nombres tipo Francisco Antonio o Antonia Alejandra (o se ven muy poco), pero se han puesto de moda las Jessias y las Jennifers. Todo es una cuestión de acomodación a los tiempos.

    Obviamente, si en un futuro un Kevin Costner de Jesús quiere cambiarse el nombre y dejarse sólo Kevin o Jesús, no se lo van a negar, es cuestión de lógica y buen gusto... a menos que te toque el Juez del Registro Civil de Murcia, pero eso es otra cosa (de la que podríamos hablar largo y tendido, mireusté).

  14. MEG  

    Vaya rollazo que he soltao...

  15. Nils  

    Maggie, po zi, molt fort!

    Ace76, estoy contigo!

    Sota, pues me parece muy mal, que dejen vivir a los demás, coñe!

    Meg, de rollazo nada, me encanta lo bien que explicas siempre las cosas jurídicas, que hasta parecen asequibles! Un besazo!

  16. conxa  

    Pues ha estado bien el comentario de Meg, vaya que sí, yo soy una de las que le gustaaría cambiarse el nombre, pero ni siquiera me he movido, porque deduzco que la respuesta es que es diminutivo.
    Mi nombre oficial desgraciadamente es concepción, y preferiria tener conxa en todas partes.
    Nuestras libertades esán mermadas en algunos aspectos, tienes razín.

  17. Proudstar  

    Bufff, el dineral que tuve yo que pagar para poder llamarme como cierto mutante nativo americano...

  18. El Sombrerero Loco  

    Si fuera yo juez... no sería tocacojones con estas cosas ni ná :D jejejejejej

  19. Nils  

    Conxa, pues igual deberías animarte a ponerte a ello, que el 'no' ya lo tienes.

    Proudstar, es cierto, ahora nadie conoce tu nombre anterior...

    SOmbrerero, pues muy mal por tu parte! jajaja

  20. BIRA  

    Nunca he pensado en cambiarme el nombre. Vamos, de hecho estoy muy contenta con el que tengo (aunque me lo pusiesen por "equivocación", pero eso es otra historia). De todos modos, sí que tiene que joder mucho que en una nimiedad como esa (a efectos legales) te pongan tantos problemas. A quién le importa cómo me llamo? Es un poco absurdo, creo.

Publicar un comentario