Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

La semana loca en Nueva York tocó a su fin. Ha sido una experiencia bastante surrealista, sobre todo por el hecho de que llegué allá medio-resfriado y he acabado con un cuadro cercano a la bronquitis que ha deslucido bastante la cosa. Ahora mismo estoy afónico y no puedo hablar más de dos palabras sin ponerme a toser. La tos es, precisamente, lo peor de mi situación actual, porque no es normal, sino histriónica, muy violenta y parece que se me va a salir el bazo por la boca cuando toso. Me deja la garganta aún peor de lo que estaba y la solución del rubio de 'intentar no toser y aguantar' no ha dado ningún resultado, porque luego acabo haciéndolo el triple. Para terminar de hundir mi imagen de 'persona que nunca enferma', dos procesos de toses acabaron en desmayo (afortunadamente, estaba sentado y no me caí al suelo ni nada grave, además sólo estuve inconsciente algunos segundos) y otro en un descontrol de esfínter que menos mal que tenía un baño a mano y la cosa no fue para tanto... (esto sin contar que nos tuvimos que levantar de nuestros asientos en Broadway e irnos a un sitio sin nadie alrededor para no seguir molestando a los espectadores de los asientos cercanos).

Como llevo ya dos botes de jarabe y paracetamol e ibuprofeno para parar un tren, estos últimos días no he tomado nada de nada, porque no quiero acostumbrar a mi organismo a los medicamentos, que poco consiguieron hacer. Voy a ver qué tal evoluciono este fin de semana en casa encerrado y sin hacer nada y ya iré al médico si no mejoro nada de nada. El problema es que el martes me voy a París a hacer una entrevista (me lo han comunicado al aterrizar en Barajas) y como no tenga voz, a ver cómo nos entendemos...

Sin embargo, el balance es bastante positivo porque nos lo hemos pasado genial y conseguimos hacer buena parte de lo previsto, e incluso más. Me decepcionó mucho Abercrombie, y no creo que pueda acostumbrarme nunca a comprar entre docenas de dependientes bailando, independientemente de que sean guapos o feos (sí, soy un huraño y estás muestras de alegría forzada me dan asco). También la nueva colección de GAP, aún más sosa si cabe (sí, es posible). En cambio, me sorprendí a mí mismo arrasando en Macy's y sus espectaculares rebajas (por cierto, los Levi's están allí más baratos que en la tienda de la propia marca en Times Square). También compré algo en Quiksilver y, momento friky, ¡en la tienda de M&M's! ¿Alguien sabía que había de chocolate negro y de almendra? Por no hablar de los mil colores que en España no se venden...

Como se esperaba, hubo tiempo para visitar la casa de Carrie, comer mucho pastel de zanahoria y macaroni&cheese, perderse durante horas en la Virgin Megastore de Times Square (que la cierran en abril, por cierto), subir al Empire State Building, visitar el museo de la isla de Ellis (me quedé con ganas de verlo entero, es muy interesante e íbamos con el tiempo en el culo, así que lo dejo pendiente para otra ocasión), el de Ciencias Naturales con los dinosaurios y todas esas cosas que hacen los turistas. Pero también para muchas cosas 'fuera de agenda', como arrasar en las tiendas de la calle Fulton de Brooklyn (un paraíso para los que no necesiten ropa 'de marca') o asistir a un partido de la NBA en el Madison Square Garden.

David LeeEsto fue lo más surrealista del viaje. El hermano del rubio, tan extraño para casi todo, nos pidió que le trajéramos de NYC una de esas manos gigantes que se ven en los estadios deportivos. Preguntamos en el Madison y nos dijeron que nos acercáramos el miércoles sobre las 7PM, antes del partido entre los Knicks y los Wizards de Washington, que es cuando ponían los tenderetes para comprar esas cosas. Cuando llegamos, el ambiente era tremendo. Compramos la mano y nos dijimos "¿Y si preguntamos cuánto valen las entradas y vemos el partido?". Dicho y hecho. Acabamos en el Anfiteatro 2 viendo a las animadoras haciendo coreografías mucho más sencillas que las de '¡A por todas!' y a otros diez tipos jugando al baloncesto. Como mucha gente dice, es más interesante toda la parafernalia que montan alrededor del partido que éste en sí. Nos lo pasamos genial y, encima, ganaron los Knicks. El jugador del encuentro fue el único que desde tanta altura parecía merendable, David Lee.

Estos días de calma chicha en cama espero que sean suficientes para leer las más de 460 entradas pendientes y mejorar mi estado de salud. Si el rubio trae la cámara, intentaré actualizar con alguna foto decente. Pussar och krammar!

22 comentarios

  1. Shepperdsen  

    Donotto! Alégrate de no haber ido a Carolina del norte. Y a mejorarse...

  2. Sota  

    Castigo de dios! Eso te pasa por ponernos los dientes largos con tus viajes! Ea!

  3. Nils  

    Shepperdsen, es que lo que le faltaba a mi estado bronquítico es salir de un avión en pleno río Hudson... antes me quedo en el asiento con la mantita jajaja

    Sota, si Dios existiera no tendría tiempo para castigarme, yo prefiero verlo como un signo claro de mi 'humanidad', que tanto viaje y tanto cambio de continente me afecta como a cualquiera... jejeje

  4. Bruto  

    Me alegro que apesar de todo hayas disfrutado del viaje. Ahora ¡mejórate! que falta te hace.

  5. Nyc  

    Ve al médico ya! Sólo tres enlaces en un post! Estás grave ;)
    Cuidate y que te mejores prontito

  6. gaysinley  

    Hola Nils, jo me alegro que aunque malito hayáis podido aprovechar tanto vuestra estancia, que envidia sana me das, encima contando todas las cositas y tiendas que habéis visitado.

    Para la afonía, ya sabes reposo absoluto de la voz, guarda camita este finde para estar mejor la semana que viene.

    Por cierto, el jueves me acordé de tí porque estuve en Salvador Bachiller, que es el cumple de mi madre y quería comprarla un joyero de viaje, subí a la planta de las maletas y debía ser la hora de comer pero sólo había un dependiente moreno y bueno, tampoco nada del otro jueves!

    Y ya por último y me callo, pero contarte que estoy enganchadísimo a los libros de Sophie Kinsella, me estoy acabando Loca por las compras pero ya tengo la segunda parte para continuar... jejeje!

    Bueno cuídate mucho, un remedio casero para la tos perruna, tomate rodajas de remolacha con azúcar moreno, no me preguntes por qué pero funciona!

    Besos. Alber

  7. Ángel  

    Me pregunto qué tiene que ocurrir para que el saldo de uno de tus viajes sea negativo.

    Sin ánimo de puntillosear.

  8. Random Harvest  

    Yo me estoy recuperando de una semana en casa, con gripe. Tambié tuve problemas de contención esfinteriana.

    Por lo de Nueva York: yo también me perdí en la Virgin (¿la cierran?) y en Macy's. A todo el mundo que va le digo que vaya a Macy's en rebajas y que se saque lo del pasaporte (lo hicisteis, ¿no?). Yo arrasé con la tienda.

    :)

  9. BIRA  

    Pedazo de viaje os habeis pegado. Y cuánta compra!! Me da pena lo de tu voz (yo es que lo de perder la voz, o casi, es uno de los mayores pánicos que tengo). No sé muy bien qué recomendarte. A mí cuando tengo catarrín, más que las medicinas (que odio) me gusta más tomarme leche (lo más caliente que pueda soportar) con mucha miel y un buen lingotazo de coñac (si es bueno, mejor, jeje). Además de estar buenísimo, te hace sudar como un pollo y al menos por un buen rato te calma la garganta.

    Mucha suerte, amigo! espero que estés recuperado para la entrevista, y sino, ya sabes, tendrás que tirar de una lista de preguntas. Supongo que el personaje no se lo tomará a mal (o no debería).

    Un beso.

  10. Fido  

    Estoy tan, pero tan tan pedo que no he podido acabar de leer tu post. Cuando me despierte te cuento.
    Pero algo he leído de esfínter nosequé y pensaba que estaba leyendo un post de Pei.
    Eso y que me debes una cita.

  11. Nils  

    Bruto, cómo lo sabes!

    Nyc, me gustaría pero mi médico está a tope y me dan cita para no sé cuándo.

    GSL, es que a quién se le ocurre ir a la hora de comer! y no sé yo si el remedio ese... me faltan todos los ingredientes!

    Ángel, pues cosas malas y muchas.

    Random Harvest, efectivamente, hice lo del pasaporte y disfruté del 11% de descuento adicional jejeje

    Bira, a ver cómo lo hago, pero espero que este finde en casa haga milagros jeje

    Fido, sin problema y eres el primero de la lista para quedar, pero en estas condiciones actuales no, que no puedo hablar.

  12. Ladonna  

    Bienvenido!
    Para lo de la tos (remedio de especialista), mucha agua, respirar profundo y hablar lo mínimo.
    Para los viajes asquerosos que nos dejan a todos muertos de envidia todavía no se encontrado nada.
    Espero que entre tanta compra os diera tiempo a pillar una postalita...

  13. Sufur  

    Mejórate, niño. Ya sabes que te odio-odio-odio-odioooo por esos viajes que te pegas, pero mi maldad no llega a tanto como para regodearme en tu tos. Es una putada y se pasa fatal. ¡Así que a ver si te recuperas muy pronto y nos cuentas más anécdotas del viaje!

    Besos

  14. conxa  

    Menos mal que no has contado tu viaje, jejejej.
    Siento lo de la tos, y lo de la afonía, yo la tengo semana si semana no, según lo que trasnoche.

    Cuidate, que tú si necesitas tu voz.

    Besos.

  15. Nils  

    Ladonna, cuenta con ella. Y lo del agua, no sé, porque más que bebí allí sin mejoría alguna...

    Sufur, pues no creo que cuente mucho más del viaje, que ya sabes que yo no cuento mis aventuras jajaajaj y bueno, que si tú no vas a NYC no es porque no quieras jejejeje

    Conxa, pues a ver qué pasa porque la última vez que tuve afonía me dieron de baja unos días, pero ahora con lo de París, no sé cómo lo haré.

  16. ace76  

    Una pena lo del resfriado, pero parece que, a pesar de todo, lo habéis pasado bien.

    Lo sorprendente de tiendas como Abercrombie (que no es la unica donde los dependientes hacen chorradillas para entretener a la gente) es que los trabajadores parecen disfrutar y todo con lo que hacen. Bueno, en general todos los dependientes suelen ser extrasimpáticos... Mientras que aquí en España se les notaría la desgana o el sentido del ridículo, seguro.

  17. Stanley Kowalski  

    Excelentes vivencias de un viaje. Me gustó mucho el post.

    besos

  18. Arwen  

    Para la garganta (me has asustado): bebe mucho, procura evitar el té y el café, toma caramelos para tenerla siempre hidratada, procura hablar poco, ni se te ocurra susurrar (es peor que hablar normal, tan malo como gritar), procura respirar por la nariz siempre y empujar con el diafragma al hablar...
    Sobre el viaje, me has dado mucha envidia, tengo que ponerme ahorrar de una maldita vez e irme a new york este año.

  19. Nils  

    Ace76, yo en España no le auguro ningún éxito con esa técnica de venta porque como bien dices, los dependientes 600euristas no estarían por la labor de hacer el mono por esa mierda.

    Stanley, gracias!

    Arwen, ahora soy yo el disfónico, ya vez. Y cuando quieras, te paso direcciones y precios.

  20. Arwen  

    Cuídate, cuídate. Sobre precios y tal, tengo claro que, cuando me vaya (cruzo los dedos, quiero este año) entre mi hermana pequeña, tú y Random organizaré un megaviaje de compras jajaja jaja.
    Besos.

  21. Laszlo  

    Pues que te mejores... no hay nada que me fastidie más que ponerme enfermo en un viaje, pero bueno, si te lo has pasado bien...

  22. Nils  

    Arwen, sin problema.

    Laszlo, gracias! y sí, es un latazo.

Publicar un comentario en la entrada