Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Una de las satisfacciones que conlleva mi trabajo es que alguna marca te llame, después de publicar un artículo sobre ella o alguno de sus productos, para darte las gracias porque, gracias a lo que escribiste, han tenido muchos pedidos, ventas o llamadas de clientes interesándose por aquello que tú recomendaste. Te sientes poderoso, como si fueras el prescriptor definitivo de tus lectores. Un gurú de lo que hay que comprar para ser un fuera de serie.

La primera vez que tuve esta sensación fue durante mi primer año de carrera. Yo estudié en la Universidad de Navarra. Allí, todos los alumnos cuentan con un asesor académico personal: un profesor o doctorando de tu facultad que te es asignado antes incluso de que comience el curso (te lo comunican en una carta y tú eres libre de ir a verle o no). Como es fácil de imaginar, muchos pertenecen al Opus Dei y, en vez de asesorarte sobre lo que corresponde (la carrera, las asignaturas que debes escoger para tener un mejor currículum, los profesores, los trabajos, las prácticas...), están más interesados en hablar sobre cuestiones espirituales y metafísicas, algo, en mi opinión, completamente fuera de lugar. Así las cosas, es normal que muchos sólo vayan a ver una vez a su asesor y pongan rápido pies en polvorosa.

En mi caso, tuve la suerte de que me tocara un brillante doctorando a punto de acabar su tesis. Durante los cuatro años de carrera, fue un experto consejero y un gran apoyo (aún hoy, cuando le pido consejo o ayuda para algún reportaje sobre algo en lo que es experto, no duda en echarme una mano). Nunca en ninguna de nuestras charlas se habló de nada relacionado con la religión o algún tema que no tuviera algo que ver con la carrera. Además, era directo, sincero y sabía decir las cosas con la pedagogía suficiente como para, por ejemplo, quitarme de la cabeza la idea de coger 'Euskera I' de Libre Configuración (¡y eso que fue el que introdujo las prácticas de redacción en vasco en la facultad!).

Estaba tan contento con él, que presumía de asesor con mis amigos. Comparado con los que le asignaron a ellos, era como si me hubiera tocado el Gordo de la lotería. Poco a poco, uno a uno, todos acabaron cambiando su asesor inoperante por el mío. Era tal el éxito, y todo el mundo estaba tan contento con él, que me tuvo que pedir que dejara de mandarle amigos al despacho, que no daba abasto y tenía que acabar la tesis.

Actualmente, mi asesor sigue trabajando en la Facultad. Es un brillante experto en algunas áreas del Periodismo y hubiera sido un error no mantenerlo de profesor. Viaja por todo el mundo dando conferencias y cursos, además de las asignaturas que tiene que impartir en Pamplona. Estoy seguro que los alumnos que le tengan de asesor en este momento estarán igual de contentos con él como yo lo estuve. La lástima es que muchos no aprendan de su ejemplo y no se dediquen a lo que realmente importa en una facultad: formar profesionales. Pussar och krammar!

19 comentarios

  1. Mugalari  

    Y no cogiste Euskera I? Qué pena, con lo divertido (y jodido) que es aprender euskera, jajajajaja

  2. El Sombrerero Loco  

    La verdad que cuando uno encuentra un profesor que es profesional se agradece, yo recuerdo mis clases de literatura o de historia ambas dadas por profesores que vivian su trabajo como si todo pasara en ese momento y aquello me gustaba tanto que no necesitaba ni ponerme a estudiar para aprobar akellas asignaturas.

  3. Sufur  

    Da gusto encontrarse con alguien así, ¡somos tan escasos! jajaja :-)

  4. shokaku  

    No has dicho lo único que le importa a tus lectores, estaba bueno?

  5. Nils  

    Mugalari, sobre todo lo pensé porque era un porrón de créditos que te quitabas con una sóla asignatura.

    Sombrerero, pero hay tan pocos profesores que tengan ilusión y ganas de hacer las cosas bien.

    Sufur, efectivamente! jajajaja

    Shokaku, quiero pensar que a mis lectores les interesan otras cosas jajajaja y sobre lo que dices... pues no sabría definirme, en serio.

  6. Stanley Kowalski  

    Qué orgulloso se debe sentir tu profesor de vos! Y qué bien habla de vos como persona el ser tan agradecido.

    BESOS

  7. Ángel  

    Pues sí. Yo, de enseñanza pública, también tuve un profe así. Le sigo considerando mi maestro, y es absolutamente genial. Algún día os lo traigo.

  8. Nils  

    Gracias, Stanley, mi asesor se merece mucho más que esta entrada, en serio.

    Ángel, perfecto, pero tú pagas sus copas.

  9. Di  

    Yo nunca tuve un profesor así. En la carrera tuve algunos realmente buenos pero nunca a ese nive.

  10. Nils  

    Di, una pena, porque te ayudan a ver las cosas con una perspectiva más adecuada de cosas que con 17 años ni de coña se aprecian bien.

  11. conxa  

    es un gustazo encontrar gente así.Hay veces que tener o no una persona asi a tu lado marca tus estudios.

    Lo digo por experiencia, hubiera abandonado si no llega ser por un profesor que supo estar.

    Un beso.

  12. Peter Pan  

    Me alegro de tu experiencia en la falcultad. Yo, la verdad, estudie en la universidad de Deusto y tampoco puedo quejarme de mis profesores. Eran todos muy buenos profesores y profesionales. Eso si, como vasco, me da un poco de rabia que no cogieras Euskera I :) Agur !

  13. gaysinley  

    Que bueno que supiste aprovechar tan buena oportunidad, no todo el mundo, sabe hacerlo!

    Besos

  14. Nils  

    Conxa, esa gente es la que dignifica el Magisterio.

    Peter Pan, te aseguro que las razones que me dio fueron muy convincentes y cuerdas. Ahora no me arrepiento de haberle hecho caso.

    Gaysinley, eso también es verdad. Un abrazo!

  15. ace76  

    Yo me llevaba bastante bien con mi asesor, aunque él sí que era profundamente opusita.

    Yo hice "Historia y Cultura Vascas" como asignatura de libre configuración, pero no me acuerdo de si había Euskara como asignatura...

  16. Random Harvest  

    Muy interesante. En Deusto no teníamos asesor personal, aunque sí es cierto que los profesores eran muy accesibles.

    Hombre, con euskera (¿sabes algo?) te habrías quitado un porrón de créditos, pero igual sigues aún intentando aprobar.

    :)

  17. Nils  

    Ace76, seguro que sí, no nos llevamos tanto tiempo.

    Random, no es por presumir, pero se me dan genial los idiomas y seguro que hubiera aprobado por la gorra.

  18. BIRA  

    Qué falta me hubiera hecho a mí este hombre cuando estudié! Cuánto tiempo y disgustos me habría ahorrado, madre.

  19. Random Harvest  

    Sí, sí, a mí también se me dan bien los idiomas. Y a mi hermana genial (habla 5), pero después de 20 años sigue dándole al euskera. Seguramente te costaría menos, pero es un idioma muy muy difícil, los verbos de más de 20 letras no son lo que se dice, sencillos.

Publicar un comentario