Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Que haya vuelto de un viaje estupendo, como ha sido el de Corea, no implica que haya que volver a trabajar. Ni mucho menos. Como comenté ayer, las próximas dos semanas y media, este blog se actualizara desde Jerez, la única ciudad andaluza en la que el horrible reportaje del último número de Telva sobre los nuevos 'señoritos andaluces' tiene algo de sentido (eso sí, ni siquiera aquí se puede sincronizar un iPod mientras se monta a caballo, como aseguran en el texto de la revista).

Volver a casa de mis padres implica encontrarme con un problema de última generación: el del cepillo de dientes. Yo tengo uno aquí, por lo que no necesito venir con el de Madrid. De hecho, prescindo del neceser porque en Jerez lo tengo absolutamente todo, fruto de una logística de calidad. Sin embargo, lo del cepillo escapa de toda lógica porque, al contrario que con el resto de cosas, es mi madre la que se encarga de él.

Yo tenía una rojo, pero desde hace dos años nunca estoy seguro de cual es mi color. A mi madre le da por tirarlo y cambiarlo cuando cree oportuno,y así me pasa que cuando llego no sé cuál es el mío y, lo más gracioso, ella tampoco se acuerda. Por eliminación, supongo que es el que menos pinta de haber sido usado tiene, pero sólo por eliminación... Es decir, que ahora creo que tengo que limpiarme los dientes con el morado (me encanta que éste sea mi mayor problema actualmente, que para eso estoy de vacaciones). Y sí, lo más sencillo sería preguntar, pero me da tanta flojera... Pussar och krammar!

13 comentarios

  1. Fido  

    De Jerez a Sevilla hay la ná y menos... ¿nos veremos el 16?
    Di que sí, bobo.

  2. Corredero  

    No me das NADA de envidia (grrrrrrrrr...)

  3. Nils  

    Fido, para el concierto? a esas alturas ando yo en Madrid, me temo.

    Corredero, ni ésas eran las intenciones... juas juas

  4. Sota  

    Hombre, no. Lo más sencillo sería llevártelo de casa, y así estarías seguro.

    Que no es que ocupe ni pese tanto, hombre...

    (mala logística, si no eres capaz de distinguir tus suminstros de los de los demás...)

  5. Peritoni  

    Bueno, mientras no te importe usar el del abuelo.... ;-)

  6. Casiopea  

    Chico, de verdad, esto si que son problemas serios... Eso es lo bueno de las vacaciones, que uno tiene tiempo para preocuparse por lo que le dé la gana.
    Besis

  7. Arwen  

    ¡Cómo te gusta ponerme los dientes largos! ¡Y no vienes el 16 a ver a Madonna! Jopetines, yo que pensaba que podríamos vernos por aquí... Bueno, a mí me verías pegando botes y gritando jajaja.
    Lo de los cepillos de dientes es un caso aparte en todas las casas. Mi hermana pequeña dejó uno aquí, pero mi madre tenía tal colección que, al final, optamos por tirar todos y comprarlos nuevos, porque era un cristo...

  8. Nils  

    Sota, no seas malo, a la pobre le hace ilusión comprarme cepilos de dientes.

    Peri, jajaja no creo que eso ocurra.

    Casiopea, cómo lo sabes! así da gusto.

    Arwen, pero es el 16 de septiembre y no entiendo que hagáis planes ya para dentro de un mes y medio.

  9. Arwen  

    Nils, al vivir aquí es más fácil. También es más fácil porque mis vacaciones comienzan el 15 y las tenía pedidas de antes de saber el concierto. Y mi viaje vacacional aún era un proyecto cuando salieron a la venta las entradas, así que he podido retrasar mi salida sin problemas.Y es Madonna y es un concierto al que dije que acompañaría a una amiga, así que, bueno, no ha sido tan difícil hacer los planes... Pero lo mismo para septiembre me sobra una entrada...

  10. epHedro  

    Oye, y eso de tener como mayor problema existencial el color de tu cepillo de dientes ¿está muy caro?

    Welcome to Southern Paradise, Andalusia. Jerez es como mi ciudad, pero en «Cadi».

  11. Manu  

    Qué fuerte tengo que llamar a una que conozco en Telva y que además es andaluza y que será ella la que sincroniza el caballo mientras se monta en el ipod, ea, grr!"

  12. Reality Bit  

    Lo de los cepillos de dientes no es tema baladí. Yo puedo estar 10 minutos en la sección de higiene personal del Carrefour decidiendo qué color de cepillo me cojo: para no confundirlo con el de mi chico, para que no resulte demasiado llamativo si lo tengo que llevar de viaje, para que concuerde con mis gustos visuales...

    Al final, suelo coger de tres o cuatro colores...

  13. BIRA  

    Nadie sabe cuidarnos como una Madre, así que esos pequeños detalles tienes que pasarlos por alto, no?

Publicar un comentario en la entrada