Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Seamos francos, las libertades no las dicta la Constitución, ni el Estatuto de Autonomía, ni los Códigos de Derecho, ni siquiera el sentido común (el auténtico, no el de Rajoy). El que aquí dice hasta donde se puede o no llegar es, sin duda alguna, el banco. O en este caso, los bancos y cajas de ahorro, que no hay confabulación más cicatera y vergonzante que la de estos chupópteros que, encima, van de hipócritas por el mundo, bien creando campañas sobre su 'conciencia social y ecológica' (¡y una mierda!) u otras que intentan, intentando tomar por retrasados a los clientes, hacernos sentir que hablan de igual a igual, con sonrisas...

El último enfrentamiento entre Nils y los bancos ha sido la prueba definitiva de que el mango de la sartén lo tienen ellos. Todo a cuenta de los recibos no domiciliados. Si yo no quisiera pagar a Iberdrola, entendería que cayera sobre mí todo el peso de la Ley, puesto que he estado robando electricidad a una empresa privada. Sin embargo, lo que yo he pretendido durante una semana ha sido pagar un recibo, es decir, cumplir con mi deber de persona honrada.

Pues bien, dado que no lo tengo domiciliado1, para empezar, debo dirigirme a alguno de los bancos que Iberdrola tiene concertados (cuya lista no te indica en su factura). Primera en la frente: no puedo ir al banco que quiera, sólo al que ellos me digan. Pero una vez llegas a la sucursal en cuestión, resulta que sólo te dejan pagar de 8.30 a 10.30 los martes y jueves del 10 al 20 de cada mes ¡para agilizar las colas! ¡Como si no estuvieran a rebosar siempre! Como el recibo debía de ser pagado antes del 15, sólo me quedaba la opción de ir el martes 12 a hacer la cola del demonio a las 8.30, es decir, levantarme temprano ¡para pagar la electricidad!

Entonces llega CajaMadrid y te dice que en sus cajeros grises de tamaño XXL puedes hacerlo cuando quieras, pagando incluso en efectivo. Entonces, confiado, vas a uno de esos cajeros, que no está en todas las oficinas, y lo intentas... y lo vuelves a intentar... y el cajero parece que está roto. Lo vuelves a probar al día siguiente, y al otro, hasta que se te hinchan los huevos y le preguntas a la de la mesa, que te dice que "ya no se aceptan en efectivo, sólo con libreta y tarjeta" ¿Entonces por qué el sistema informático del cajero te sigue dando esa opción? Pregunta sin respuesta, que no retórica.

Al final, he pagado por Internet, que no sabía que se podía (a partir de ahora, que le den a los cajeros). Espero haberlo hecho bien, porque en el primer intento me dijo el sistema de CajaMadrid que Iberdrola no aceptaba pagos por Internet. A la segunda, en cambio, sí me ha dejado y ya aparece el movimiento en mi cuenta... Si me cortan la luz en breve, os mantendré informados. ¡¡ODIO LOS BANCOS!!

(1) Vivo en un piso de alquiler, compartido con otros dos chicos, y preferimos tenerlo así, puesto que nunca sabes si te vas a ir al mes siguiente y luego el papeleo es un rollo (aunque por su falta de complejidad debería ser lo más sencillo del mundo).

N. del A.: gracias a uno de los chicos más atractivos y buenorros de la bloggosfera, ya sé poner notas a pie de entrada. Te debo una, bueno, dos o tres. Tusen pussar!

17 comentarios

  1. Ángel  

    Yo, sin embargo, amo a los bancos. Son entidades benéficas que sólo miran por nuestro bien y el de nuestro patrimonio, los custodios del bienestar ciudadadano y los adalides del altruismo desinteresado.

    Y además, muchas veces sus cajeros automáticos son menos automáticos que los otros. ¿No tiene eso mérito suficiente?

  2. Ladonna  

    La madre del Santander en vinagre. Y que se metan sus sonrisas por donde les quepa.

  3. Di  

    Yo los odio profundamente también, pero con mi memoria no se me pasa por la cabeza no domiciliar cualquier recibo, porque así seguro seguro que no me quedo sin servicio o con un embargo de la cuenta por no pagar algún impuesto peregrino.

  4. Nils  

    Ángel, es que tú tienes mucho amor que dar.

    Ladonna, ahí mismo, ladrones...

    Di, yo tengo domiciliados todos mis recibos personales, pero un gasto entre tres personas que varían, mejor no domiciliarlo. Gas Natural, por ejemplo, te deja pagar por teléfono si tienes VISA, que es muy cómodo, pero los de Iberdrola no hacen más que joder la marrana.

  5. casta  

    A mi me pasó lo mismo con uno de la luz, y cuidado no te digan que no te dejan hacer el pago si no tienes cuenta en la entidad. Quería escupirle en la cara!

  6. ace76  

    Pues sí, de todas formas, primero deberías preguntarte por qué narices los bancos sólo abren por las mañanas y entre semana...

    Cuando yo compartía piso, teníamos una cuenta común para estas cosas, aunque era compartida con una amiga de toda la vida.

  7. Nils  

    Casta, efectivamente, sacan lo peor de uno.

    Ace, es cierto, ¿quién va al banco un martes a las 12.30?

  8. Arwen  

    Nils, los bancos son un horror y espera a querer tener una hipoteca... Mis amigos me cuentan horrores (yo prefiero hipotecar mi vida en otras cosas que no un piso en un banco jijiji).

  9. Nils  

    Hipoteca, no, gracias. Yo espero no tenerla jajajaja

  10. Corredero  

    Uy, pues yo estoy superafavor de los pagos domiciliados. Lo que puedes perder en dinero lo ganas en tiempo libre.
    Y eso, querido, es calidad de vida.
    ¿No?

  11. Nils  

    Efectivamente, por eso tengo domiciliados todos mis recibos salvo los que comparto con otras dos personas que no son mi familia, por ello lo de ir a la ventanilla.

  12. Maggie Wang Kenobi  

    Insisto en la idea de antes: nos odiáis por tener tanta pasta, tiatiatia, que mira qué esto de que cuando hay bonanza económica, ganan dinero y,cuando hay crisis, ganan más todavía, tiatiatia.

    Además, que tanto problemas para pagar los recibos por ventanilla no es ni más ni menos que por vuestro bien, para que domiciliés, jopetas, que así ganan más pasta todavía.

  13. Nils  

    Maggie, no sé si estoy yo para hacerles más ricos aún...

  14. Peritoni  

    Eso del pago de recibos acotado ya lo sufría una vez que intenté pagar la matrícula de mi hija o algo así y era el último día. Los del banco me decían que aunque ellos quisieran hacerme el favor, el sistema informático no lo permitía: andayaaaaa, gilipollas. Los bancos son lo peor, y una cosa te digo, son los responsables de esta crisis de pacotilla que nos está invadiendo.

  15. Niño del Sur  

    Aquí arriba las facturas se pueden pagar:
    -En Correos, en algunos casos porque casi siempre llega como un giro. Se te cobra una comisión de unos 6 euros.
    -Ingreso en cuenta corriente. Vas al banco, haces la cola y te cobran una comisión de 2 euros.
    -Ingreso en cuenta corriente a través de itnernet. Ahí la comisión es de unos 50cts.

    Y a mí me parece muy fuerte que te cobren comisión por hacer un ingreso a cuenta, así te lo digo.

  16. Nils  

    Peri, efectivamente, una crisis crediticia no es de menos que de los bancos, que no pueden permitirse no ganar menos de muchísimo beneficio. Cuando alguno pierda dinero, empezaré a creerme algo de este sistema.

    Niño del sur, efectivamente, son unos ladrones, porque ese dinero en comisiones no revierte en la gente, sino que se lo embolsa la banca privada. Así les luce el pelo...

  17. Nils  

    y te diré una cosa más, el problema en Escandinavia en general, y Noruega en particular, es que tienen muy arraigado el 'estado del bienestar', aunque ya no vivan en él, y se comportan ante las comisiones como si no fueran con ellos. En el momento en el que cobrar comisiones se demonicé, como pasó en España, otro gallo cantará.

Publicar un comentario