Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Hay empresas en las que un trabajador del departamento A no tiene por qué conocer a otro del departamento B. Es más, quizás nunca sepa uno de la existencia del otro, no coincidan en ningún pasillo o baño y jamás trabajen juntos. Al mismo tiempo, hay otras en las que los departamentos, a pesar de estar separados, guardan una relación laboral de conexión, como si se tratara de una cadena de montaje. Y, finalmente, hay otras en las que algunos departamentos, con tareas diferentes, trabajan de la mano. Ése es el caso, por ejemplo, de una revista, especialmente en lo que respecta a redactores y maquetadores.

El problema surge cuando, aún siendo un trabajo coral, uno de los departamentos decide hacer piña y no contar con el otro o, perdón por lo vulgar, pasar de su culo, ya se trate por cuestiones de horarios, método de trabajo, forma de comunicar las cosas, etcétera. ¿Hasta que punto somos iguales y/o compañeros? Es decir, todos estamos en el mismo barco y trabajamos en la misma empresa. A la vez, estamos en departamentos distintos, con obligaciones diferentes y un único fin, que es común. ¿Tendría sentido que unos vean a los otros como no-iguales? ¿Por qué tendemos a atomizar aún más los grupos sociales si se trata de vivir todos juntos en armonía?

La división entre ‘ellos’ y ‘nosotros’ se acentúa cuando una de las dos partes no cumple bien sus funciones, al tiempo que la otra sí (o, al menos, mejor). Como tanto unos como otros acaban teniendo un superior común, que es el que echa la bronca e impone sanción, la situación entre departamentos, por comparación, llega a límites de separación muy altos, en los que la vida laboral pasa por una etapa parecida a la del matrimonio que se va a separar y, mientras sigan bajo el mismo techo, marcan con una línea blanca que no se debe traspasar el espacio de cada uno.

¿Será que, a pesar de trabajar cara a cara, en pos de lo mismo, no somos iguales? ¿En qué consiste ser compañeros entonces? ¿Es ir cada uno a lo suyo la única solución viable para evitar malos rollos? Espero que no. Tener que compartir pocos metros cuadrados, ocho horas al día, cinco días a la semana, con gente a la que no ves como parte de tu vida, como compañeros y, sobre todo, como iguales es algo lamentable. ¿Está el Comunismo ‘de oficina’ en horas bajas o sólo se ha ido de vacaciones? Pussar och krammar!

32 comentarios

  1. nanyu fonseca  

    prime!

  2. nanyu fonseca  

    que utopico te veo hoy, nils...

    cuando te entren estas angustias piensa en tus vacaciones de verano y ya veras que pronto recuperas la sonrisa. pussar!

  3. Adidas Superstar  

    Suele pasar en todas las empresas...

    Siempre se habla de "Los de..."

  4. Nils  

    Nanyu, no sé si son utopías o no, pero no hace falte que piense en el verano jejeje que el martes me voy toda la semana de viaje (de curro, pero sin hacer curro, como molan).

    Adidas, es verdad, pero el problema es cuando 'los de...' se sientan delante de ti.

  5. Meg  
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  6. Ángel  

    El comunismo de oficina se llama compañerismo, y sí, también debería ser interdepartamental. Y puestos a utopizar, incluso entre jefes y empleados.

    No es imposible, yo lo he visto.

  7. RMN  

    Estoy con Adidas. En todos los sitios donde estuve siempre hubo un "lado oscuro" que va a lo suyo, que cree que la empresa son ellos (si encima son Camineros ya se hace insoportable).

    Jode, pero es mejor asumirlo y saber hasta donde consentirlos.
    ;)

  8. Ladonna  

    Qué filosófico estás hoy. Me has matado con la fotito ¿lo sabes, verdad?

  9. Pasaelmocho  

    Como miembro del "otro lado", la parte empresarial, siempre se procura que se mantenga la intercomunicación entre empleados, pero no se puede forzar.

    Lo del compañerismo "jefe-empleado" es una utopía. Por mucho que se trabaje al lado y se conviva, especialmente en las empresas pequeñas, y si son familiares ya ni te cuento, siempre hay un abismo de separación. Uno puede llegar a la oficina y que nadie le dirija la palabra sin saber por qué y le pongan caraperro. Hace años esto me afectaba, hoy nada. Y siempre, siempre, estará el asunto del dinero: por muy "amigo" que sea un empleado y muchos favores o beneficios le hayas dado, se pondrá superagresivo a la hora de reclamar más y más dinero. Sin excepción.

    La vida personal y la laboral SIEMPRE separadas.

  10. Nils  

    Meg, entonces es que va en nuestra condición humana, no hay otra salida.

    Ángel, el mejor jefe es el que no tiene que recordarlo ni imponerse a sus empleados.

    RMN, esos son los peores, los que se comportan como si la empresa fuera suya, sin serlo.

    Ladonna, no quise hacerlo, en serio.

    Mocho, completamente de acuerdo en lo de iva personal y laboral. De todos modos, el texto no va tanto por la relación con los jefes como por la relación con los empleados, entre empleados más bien. Los jefes están aparte.

  11. Corredero  

    ¡Vaya!, veo que, como dice el refrán, en todas partes cuecen habas.
    Y no se si es bueno o no por que creo que, habitualmente, a los jefes/directores/responsables lo que les importa es que "el producto" salga adelante.

  12. Nils  

    Pero salir adelante a cualquier precio no debería ser la máxima. Lo que sí es cierto es que cada vez hay más empresas que no valoran a sus empleados, ni tenerlos contentos ni que trabajen en buenas condiciones. Se reemplaza a los que se le hinchan los huevos y se van, y punto.

  13. Di  

    Te veo pelín quemado.

    Y es que en ocasiones los jefes dimiten de sus tareas y pretenden que sean los empleados los que se peguen las broncas entre ellos, lo que estaría muy bien si repartiesen también el plus del mando.

    Ay que se me calienta la boca a mi también.

  14. casta  

    danos envidia... dónde vas???

  15. Nils  

    Di, un pelín, sí. Pero repito que esto no va por jefes, sino por supuestos compañeros.

    Casta, el lunes lo cuento jajaja o el martes, ya veré jajaja

  16. Pasaelmocho  

    Eso es una generalización, y uno ya está bastante hasta los huevos de que el empresario siempre sea el malo y el explotador. No voy a ponerme a comentar la infinidad de chantajes y putadas que los empleados llegan a hacer porque no es el tema del post.

    Intentaré ser más ligero: ¿Facilitar las relaciones entre compañeros? Bueeeno, sí, hubo que medrar cuando un operario le arreó a otro con un ladrillo en la cara... mientras iba conduciendo, por supuesto.

    Y en la oficina las cosas tampoco son fáciles: ¿Se han fijado alguna vez en las envidias y fobias que se ocultan tras las falsas sonrisas entre secretarias? ¿O cómo los de comercial les mandan los marrones a los de aplicación y viceberzas?

  17. ace76  

    Yo creo que, por una parte, se deben marcar distancias en las relaciones entre jefes y empleados. Yo, a los jefes, básicamente les pido que se ganen mi respeto como tales. Porque en mi anterior trabajo tuve un supuesto "jefe" que era un inútil integral y esto me quemaba bastante.

    En lo que se refiere a los grupitos, me imagino que en todas las empresas sucede, pero en los medios de comunicación es muy marcado. Por un parte están siempre los técnicos, y por otro los periodistas. Y he de decir que los técnicos (cámaras o editores) se organizan muuuuucho mejor que los "creativos" y acaban teniendo la sartén por el mango en la mayor parte de los casos. Supongo que es por la idea de que "escribir puede hacerlo cualquiera, pero esta máquina con tantos botones sólo sé usarla yo".

    Y ya no vamos a hablar de los grupúsculos que se forman entre periodistas, según estén en una sección u otra... Yo, las mayores putadas y odios entre trabajadores, los he visto en radios y Tvs locales.

  18. Maggie Wang Kenobi  

    iba a hacer toda una disertación sociológica que me acaba de pasar mi mucamo sociólogo, sobre construcción de grupos, adhesión al poder y pelea por él y tal y tal, pero resultaría demasiado coñazo. Pero sí, los grupos pueden construirse en negativo, y no en positivo.

  19. Nils  

    Mocho, no creo que los jefes tengan que mediar como si fueran profesores de guardería, pero sí intentar quehaya buen ambiente porque sus empleados trabajaran mejor y rendirán más y le harán ganar más dinero.

    Ace76, los jefes inútiles, efectivamente, son lo peor. No creo que los técnicos se unan por esa idea, sino más bien porque es en los redactores en los que cae el protagonismo de las cosas y entre redactores no hay la misma grupalidad que entre departamentos más 'anónimos' de cara al público.

    Maggie, grupos negativos, no. Siempre positivo.

  20. Manu  

    El trabajo el trabajo... y como conozco bien la casa en la que trabajas... se que allí lo de la igualdad es tarea imposible

  21. Anαβ  

    creo que es el post más Carrie Bradshow que he leído. Plantamiento y pregunta con interrogación bien marcada.

  22. Peritoni  

    En mi empresa el Departamento Técnico e instalaciones siempre en contra del Departamento Comercial. Es un clásico; y un desastre. Cuando la cosa se pone violenta se han llegado a extremos como de descalificar al comercial delante del cliente: "¿te han vendido esto?, pero si con mucho menos tenías bastante". LLamada al comercial a llamarle ladrón.
    Y un último extremo: liarse a hostias, físicas, en una tienda de electrodomésticos, con las cosas cayendo por los suelos y los clientes intentando separarlos. ¿Ya habéis llegado a ese extremo?

  23. Ake  

    Hola rey. Te comento mi nueva dirección:
    http://akepastillaroja.blogspot.com/
    Besos!

  24. Nils  

    Manu, y eso que somos los primos pobres!

    Alfabeta, ahora que lo dices... es verdad ¡y me encanta!

    Peri, nosotros no llegaremos a ese extremo porque son todas unas nenazas menos yo y les puedo jejeje

    Ake, ya te tenía fichado en tu nuevo blog.

  25. Will  

    Nils, compañeros mejor, siempre mejor

  26. Ben  

    Hi ya nene!
    Muxas gracias por el apoyo a lo del concurso! La cosa acaba el 15 de abril, hasta entonces se puede seguir votando 1 vez con cuentas diferentes.

    Sobre tu entrada, yo nunk he trabajado en nada, pero yo veo una clara distincion entre tu y el resto (aka gentuza xD)

    Un abrazo enorme!

    xxx

    Ben

  27. Proudstar  

    Vaya debate tan interesante... y yo tarde, como siempre!

    En mi empresa pasa un poco eso. Hay departamentos con los que trabajamos codo con codo y hay otros a los que ni conocemos.

    Por ejemplo, yo nunca he hablado con los del departamento de informática. están en una sala anexa, eso sí. Algo "separados" del resto.
    A nivel personal, a excepción de los de informática, yo suelo hablar con todo el muindo, con todos los departamentos y, es triste, pero a veces me miran raro por ello.

    Me ha encantado el post!

  28. Nils  

    Will, tienes razón.

    Ben, ahí le has dao jajaja

    Proudstar, pues muy triste que destaques por ser social, la verdad. Tus compañeros deberían replantearse su condición de asociales.

  29. Arwen  

    Desengáñate Nils, que aquí todo el mundo va a su puta bola y es un horror. Afortunadamente hay gente por el mundo como nosotros para decir que esto no es así y que estamos todos en el mismo barco, hombre ya. Pero, vamos, que poquitos lo captan.
    Así que ánimo y que ese matrimonio acabe resolviendo sus diferencias sin que llegue la tinta al río...

  30. Nils  

    Arwen, es que en principio todo el mundo busca quedar bien, pero no se dan cuenta de que no es querer, es llevarlo a cabo.

  31. Arwen  

    Tú lo has dicho, es llevarlo a cabo. En mi oficina llevo una racha que me entran ganas de inyectarles tila y sonrisas en vena, que parece que les cuesta ver la vida tan fácil que tenemos la suerte de vivir... En fin, al menos, salvo un día que me pillaron de bajón, en mi caso mantengo la sonrisa en la cara...
    Besos y, lo dicho, que se arregle.

  32. Nils  

    A mí me pasa igual. Hay una chica que tiende a ser desagradable, y no es que quiera serlo, pero creo que no lo puede evitar, y yo procuro contestarle siempre con bromas o gracietas a ponerme serio y hacer lo mismo que ella, sería joder el ambiente.

Publicar un comentario