Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Cuando estudiaba 8º EGB, tenía cuatro opciones de ocio para el recreo: jugar al fútbol, participar en la liga de 'Patatero' (una cosa de baloncesto) de los freakys de la clase (en esa época eran simplemente 'los raros'), sentarme a charlar de la nada con un grupo de niñas o ayudar a preparar coreografías a un grupo de ocho amigas de clase con muchas ganas de bailar. Como seguro que habéis pensado, yo me decantaba siempre por la cuarta opción. Aunque yo no tomaba parte en las actuaciones, me lo pasaba fenomenal aportando ideas y viendo ensayar mil veces el mismo número; con canciones de New Kids On The Block y otros grupos para adolescentes de principios de los 90.

No voy a ser falso y decir que mis años de EGB fueron una mierda por el hecho de ser homosexual, con acosos y otras situaciones vejatorias. No lo fue. De hecho, no tenía ni idea de que me atraían los chicos. Sólo tenía claro que el fútbol no me gustaba y que me lo pasaba mejor con las niñas; pero de ahí a plantearme algo sexual, iba un trecho bastante grande. Yo era más o menos feliz, pero me molestaba que me dijeran que era "mariquita" por no gustarme el fútbol y querer estar con las niñas, así que mandaba a la mierda a quien fuera y me iba a bailar tan a gusto.



Siento envidia de la suerte que tienen las nuevas generaciones de niños homosexuales de poder expresar mucho antes sus preferencias. Cafres los habrá siempre, pero éstos te insultan o te pegan por cualquier motivo, no sólo si eres gay. Si quieren bronca, la fuerzan y ya. Sería absurdo negar que la sociedad y la Escuela son más abiertas y tolerantes que hace veinte años, incluso en provincias y sitios pequeños, porque sigan existiendo estos cabestros.

No se trata de despertar la orientación sexual a niños de 8 años, pero sí de que, cuando llegue el día en el que se den cuenta de que son homosexuales, se acepten tal cual, sin verlo como una desgracia. Que haya sociedades como la israelí trabajando en este asunto es uno de los ejemplos más claros de que se va por el buen camino.



El haber crecido en una ciudad bastante conservadora como Jerez te acaba curtiendo. No sólo aprendes desde pequeño a pasar mucho de la gente que no merece la pena, a que te resbale tanto todo que sea muy difícil que te hagan daño; sino también a disfrutar un montón y excitarte con lo poco que te permites a ti mismo como gay, por no querer llamar la atención.

Cuando ya estaba en el Instituto y sabía por dónde iban mis preferencias, antes muerto que se me notara algo: una mirada furtiva, un comentario mal interpretado... Ver a los chicos que me gustaban en ropa de deporte ya me ponía la sonrisa boba en la cara, no necesitaba más carne a la vista. De hecho, creo que no he vuelto a fijarme en ningún músculo de las pantorrillas, desde un punto de vista sexual, desde COU. Ahora prefiero otras muchas zonas del cuerpo. Cómo será, que en el siguiente spot no se ve nada que esté por debajo de las rodillas y no lo echo de menos.



Si pudiera volver a vivir mis años de colegio e Instituto con la experiencia y los conocimientos que tengo ahora, pocas cosas cambiaría. Me gusta mucho mi forma de ser actual, consecuencia directa de lo que viví, disfruté, padecí, sufrí, aproveché, reí y lloré durante un periodo intenso como pocos, y no quiero tener otra. Mis heridas son galones que me recuerdan que he de ser fuerte. La sonrisa de los amigos que veré dentro de unos días en Jerez, la muestra de que todo eso mereció la pena. Pussar och krammar!

35 comentarios

  1. Ángel  

    Pues enhorabuena, Nils. Nada mejor que sentirse realizado y satisfecho con uno mismo.

    De todas formas, yo siempre hubiera apostado por la primera opción (¡júrgol!).

  2. Nils  

    Ángel, qué horas son estas para andar despierto! Desde luego, tu chica tiene suerte de no estar con un crápula (el rubio está ahora de farra loca). No sé si te ha dado tiempo de ver los vídeos, que has contestado rapidísimo...
    Gracias por lo que dices. Y sí, te pega la primera opción, tienes pinta de futbolista de colegio ; ) En kramm!

  3. Ángel  

    No no no, quería decir que siempre hubiera apostado para ti por la primera opción. Ha sido una ironía malograda.

    Yo era de los de esconderse detrás de las columnas en clase de gimnasia.

  4. Shepperdsen  

    Bueno, eso que cuentas lo hemos vivido muchos. En la guardería yo ya jugaba con las niñas, en el colegio también, porque no me gustaba el fútbol. Pero llegó al final de la adolescencia y comienzo del instituto, empecé a tener amigos machos (estooo, con colita) y hasta ahora. Supongo que tuve suerte, pq mis amigos asimilaron que yo era gay incluso más rápido que yo mismo.

  5. goldengate(d)  

    preciosa tu entrada de hoy, nils. yo también me lo pasaba mejor con las chicas y jamás me planteé que hubiera nada (homo o hetero)sexual de por medio. cierto es que las generaciones actuales lo tienen un poco más facil, pero bueno, en parte también es gracias a lo que abrimos nosotros.

    besos

  6. Bicho  

    ¿Cómo se llamaba el grupo de baile de tus amigas? Yo intenté convencer a las mías para que se hicieran llamar "Lima-Limón", pero ellas prefirieron "Las strangers" :-D

  7. Gwathadan  

    Yo tuve una infancia que recuerdo muy feliz, pero es verdad que a veces me daba una especie de "yuyu" que no sabía explicar, me sentía muy extraño y muy solo, y me ponía fatal. No sé si tenía que ver con que barruntaba mi homosexualidad o, simplemente, que ya en aquel entonces era tan raro como soy ahora...

  8. Isone de Hasgar  

    Una entrada muy bonita, Nils :)
    Últimamente tb recuerdo mi época de instituto (casi siempre con mucha nostalgia). Aunque guardo buenas amigas de entonces, en mi caso siempre he entablado buenas (y mejores) amistades con los chicos (tanto heteros como gays). Para mí y por mi experiencia, un chico siempre es un amigo más fiel.

  9. Arwen  

    Me gustan los vídeos que has puesto. La verdad es que me parece complicado, el tener que ser tú y no serlo en determinados ámbitos, el tener que soportar la incomprensión muchas veces, porque aunque dices que la sociedad ha avanzado mucho..., en fin, que quedan cosas por andar. Aunque es estupendo que tu vida haya sido buena para ti mismo.
    Y me alegra que te esperen tus amigos en Jerez y que sepas que todo mereció la pena. Y que seas quien eres y te gustes.

  10. Di  

    Yo era una de las del grupo de amigas del chico sensible (en mi cole les llamaban así) y como alguno se metiera con él les zurraba en un plis plas (tuve una infancia dura, si, jeje).

    En mi casa siempre nos han enseñado que hay que tratar a la gente como te gustaría que te tratasen a ti y nunca se me ocurrió meterme con nadie.

    Y tienes razón, ahora es distinto, tengo un primo de 11 años con más pluma que un edredón nórdico y en su casa no hay nigún problema (es más su madre es su mayor fan en los concursos de baile de salón, sí hace baile de salón, además de patinaje artístico, un tópico vamos), pero es un cielo de niño y yo diría que hasta el favorito de su abuela.

  11. Don Otto Más  

    Hola, wapo!
    He estado fuera hasta hoy, pero yo estoy de nuevo aquí... me perdí tu post de ayer, ains!
    Bueno, pues yo en EGB ya sabía que me gustaba mi compañero de delante, Roque, que estaba como un pan. No sé qué era, pero lo sabía. En 8º, bien marica, era yo el que pegaba a los niños hetero, jajaja, porque me había desarrollado antes que los demás (supremacía! jajaja). Recuerdo que una vez una madre me riñó por pegar a su hijo, puse cara de bueno y dije que no lo haría más. Al día siguiente le dí una colleja, por chivato... Los heterobullies son horribles, pero los maribullies no se quedan cortos. Luego cambié, eh?: El insti... ains!
    El tío del vidrio de colonia tiene un perfil por ahí en el que está como dios me trajo al mundo. Es perfecto, de arriba a abajo, y en todos los estados ;)

  12. Funksturm  

    Pues a pesar de que se haya avanzado bastante en la tolerancia hacia el colectivo GLBT, me temo que para los cafres de los que hablas ser gay/lesbi/transex te pone en su punto de mira (como ha pasado siempre, claro), así que aumentan las probabilidades de sufrir el acoso escolar. Lo dicen los propios adolescentes GLBT en su blog y un informe que ha elaborado el COGAM y que acaba de darse a conocer.

  13. Nils  

    Ángel, pues no lo pillé, la verdad. Esconderse tras las columnas con una buena espada en la mano, supongo...

    Shepperdsen, pues mis amigos chicos también son de la época del instituto, pero como yo no decía nada...

    Goldengate, gracias. Tienes razón, abrimos puertas, cada uno a su modo.

    Bicho, no tenían nombre, sólo bailaban en las fiestas del colegio jejeje

    Isone, gracias. Yo tengo buenas y malas experiencias con amigas y amigos, no podría definirme. Lo bueno es que en Jerez sigan la mayoría ahí.

    Arwen, gracias. No fue fácil ni una vida sencilla, pero era feliz, que es lo importante. Ser feliz con lo que tienes, aunque aspires a más, es clave para vivir bien.

    Di, mis amigas rara vez e defendían porque rara vez tenían que defenderme de alguien pero molaba serntirse parte del grupo. Y tu primo mola! jaajaj

    Don Otto, ya estás pasando el perfil del tipo de la colonia. Por cierto, que eso de ser maribullies mola jajaja

    Funksturm, no digo que el mundo se haya convertido en tolerante de repente, pero sí es cierto que hay más libertad y respeto que hace 20 años.

  14. Suntzu  

    Es cierto que la cosa ha cambiado muchísimo. Tengo varios alumnos homosexuales y aunque pasen algún mal ratillo (supongo que no todo será fácil) son aceptados y queridos como son. Y bien orgullosos que están de ello. No se esconden ni se avergüenzan (no tienen por qué) y llevan una vida social (por lo menos en el instituto) de lo más normal.

  15. Don Otto Más  

    Nils, wapo, no encuentro el perfil después de buscar y buscar... Por suerte tengo fotos ;) que te enviaré luego por correo, pero que no las vea el Rubio porque si no si se va a poner celoso, jajaja!
    Luego, por cierto, me volví más normal y dejé la maribullidad, aunque ahora, con el gym y eso, intento dar el aspecto, JAJAJA ;)

  16. Nils  

    Suntzu, es de lo que se trata. No creo que no exista ni un sólo adolescente que no lo pase mal por algún motivo, porque para eso están precisamente esos años, para curtise, pero es genial que no tengan que avergonzarse de cosas que no se lo merecen.

    Don Otto, ya estás tardando en enviarme ese mail jajajaja

  17. Don Otto Más  

    Ya lo tiene ud., señor, y sí, es el mismo ;)

  18. Nils  

    Material de primera calidad! Gracias, Don Otto!

  19. Will  

    Yo tuve una adolescencia un tanto complicada,por otros temas (ahora vendrá quien me dira que hablo de ante ayer, ja ja ja) y no me siento muy capacitado para comentar sobre eso, no se, supongo que lo de siempre, vive y deja vivir

  20. La vane  

    JO CHACHO POS YO TAMIEN KREO EN ESO DE VIVE Y DEJA VIVIR, Y TAMIEN EN LO DE DONDE TENGAS LA OLLA NO PONGAS LA POLLA, POR AHORA MA IDO BIEN Y VEO KE A TI TAMIEN, UN BESOTE EN EL COGOTE NIRLSSSSS.
    EAH KE SE ME ORVIDAVA LA OLA, VENGA VA. EOHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ESE NIRLSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

  21. Gesualdo  

    Pues a mi tampoco me gustaba jugar al "jurgol", pero tampoco jugaba a las muñecas ni tenia amigas, yo es que he sido siempre raro de por libre, que no sé si es categoria que exista, a mi lo que me gustaba era jugar al mecano y al electro-L, Por entonces ni se me había courrido pensar lo del "mariquismo", vamos ni nada de nada yo es que soy muy del siglo pasado y entonces eramos sólo niños.

    Saludos

  22. Ben  

    Hi ya Nils!
    Los niños de peqeños son super crueles, ya sean con temas de sexualidad o con defectos...
    Pero bueno, me alegro q no hayas "sufrido" en tu salida del closet.

    Me ha gustado esta entrada tan sincera tio!

    Tengo foto nueva en el fotolog :P
    http://www.fotolog.com/everybodylovesme

    xxx

    Ben

  23. Nils  

    Will, eso ante todo.

    Vane, eres la más grande! jajajajaaj

    Gesualdo, ni idea de qué es el electro-L jajaja y a mí me pasaba lo mismo, nada de sexo, ni pensamientos, hasta una edad muy tardia. Ni pajas, vamos.

    Ben, gracias. por cierto, ¿quién ha salido del armario? jajajaja Voy a ver tu foto ahora. Un besote!

  24. Will  

    jo, que frio conmigo :(

    JSJSJS :P

  25. Nils  

    De frío nada, que iba ligero que se me acumula todo. De todos modos, tú ya estás en la generación afortunada que aún eres estudiante jejeje PIPIOLO!

  26. DeCa  

    Yo me pasé la adolescencia "Mirando" con deseo a mi mejor "amigo"... y años mas tarde me enteré que había una especie de submundo marica del que era totalmente ajeno!! :( En el que por supuesto estaba mi amigo...

    EN fin... QUe me acuerdo y pienso en lo bien que me lo hubiera podido pasar y no lo hice y me pongo malo!

  27. Nils  

    DeCa, te entiendo, me pasó algo parecido pero con un compañero de la Universidad que está tremendo...

  28. Gesualdo  

    El electro-l era un juego de electricidad http://www.teacuerdas.com/nostalgia-juguetes-electro.htm

    Dese entonces no hay enchufe que se me resita, aunque buenos calambrazos me llevé tambien cuando decidi que 6 v era poca cosa y me pasé a los 220 V

  29. Nils  

    Gesualdo, pues yo creo que ese juego a mí me pilló muy pequeño, porque no me suena ni de habérselo visto a algún amiguete.

  30. The Bride  

    Qué gran declaración de principios. Me ha encantado lo de heridas como galones. Gay o no, te aseguro, que siempre hay cafres para todo y todos los gustos. Vaya, qué suerte tener esos galones, que seas así, y qué suerte yo de haberme topado con un tío con galones de lujo.
    A propósito, gracias por tu recomendación musical, me ha gustado mucho.

  31. Nils  

    María, qué exagerada jajaja no es tan declaración de principios, ¿o sí? Ay, que como siempre escribo tonterías no me veo yo hablando de cosas serias. Para mí sí que es suerte tenerte en mi vida. Por cierto, que a ver si te envío la canción en mp3. TE QUIERO!

  32. Ladonna  

    He llegado, tarde, pero he llegado. He tenido un mal finde, pero esta entrada recordando el colegio me ha puesto malencólica. Curiosamente mis recuerdos son muy parecidos y muy diferentes. Te recuerdo con las bailarinas y me recuerdo también sin opciones de entretenimiento (JoseLuis me sacó más de una vez de clase porque "no podía estar sola"). Y también recuerdo un instituto en el que sufrí y me sufrieron. Un instituto en el que me sufriste y te sufrí. Estoy casi segura de que no hay amigos que se hayan insultado tanto y sigan hablándose. ¿Qué tendremos? Besitos guapetón.

  33. Nils  

    Asun, cariño, si alguien que lee mi blog sabe de lo que hablo, esa eres tú. Yo no te recuerdo como tú dices, sino con Deborah y Virginia, pero tampoco voy a ser yo quien te cotradiga, que a fin de cuentas yo estaba en los recreos con las bailarinas y no me enteraba de lo que pasaba con otra gente. Y sí, en el Instituto pasó todo eso. Yo no recuerdo haber insultado tanto a alguien de forma tan repetida, ni tampoco ser insultado por la misma persona de ese modo (tú ganabas, que yo me cortaba más), pero misterios del universo, aquí estamos, y son 27 años ya que nos conocemos, y siempre a mejor. Ahora insultamos igual, pero a otros jajajaja Fijate que en aquella época no me veía yo poniendo a parir a quienes tú ya sabes jajaja

  34. Proudstar  

    Casi se me olvida comentar este post, que me ha encantado por lo identificado que me he sentido.

    A veces pienso que no hay mayor crueldad que la que mustran los niños en el recreo con aquellos que son diferentes. Yo era el único que odiaba el fútbol y en gimnasia hacía bastante el panoli, la verdad. Años más tarde, entré en el equipo de volley del instituto y me encantaba. Eso sí, era malísimo, pero como era bastante alto, wera un buen defensa.

    Pero sí, el recreo es a veces un campo de guerra implacable.

    Besos!

  35. Nils  

    A mí también me gustaba mucho el volley, pero en mi instituto no había equipo ni nada de nada : (

Publicar un comentario