Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



N. del A.: No me di cuenta de que dejaba atrás mi parada y llegué a casa algo más tarde de lo habitual porque se me fue el santo al cielo pensando en lo que voy a escribir a continuación, así que sólo espero que merezca la pena, a pesar de que me ha salido más largo que de costumbre.

Mis intenciones de perder peso de cara a la Navidad van cada vez peor, y precisamente por culpa del espíritu navideño. La pasada semana me tocó asistir a un simulacro de buffet típico de estas fiestas en Suecia para poder escribir sobre ello en mi revista (qué cantidad de comida que se zampa en un Smörgåsbord, a punto estuvimos de salir rodando de allí). Si no fuera suficiente con eso, esta noche tengo una cena de Navidad (de las de verdad, nada de simulacros) en casa de una amiga de la Facultad. ¡Se abre la temporada de cenas el 28 de noviembre! Esto debe ser un complot, porque si no, no me lo explico.

María es la única persona de mi Facultad que, como yo, ha acabado en estas latitudes haciendo el mono (ella en el mundo de la representación de las inmobiliarias, que para eso le gustó desde siempre el interiorismo) y le tengo muchísimo cariño desde que nos conocimos allá en 1996, por lo que me es imposible eludir la cita. Además, llevamos meses sin vernos porque cuando ella no está de ferias, soy yo el que anda liado y no terminamos de sincronizar agendas. La última vez que la vi me contó que había cortado con su chico tras 12 años de relación y me ha dicho por teléfono que me prepare para otra bomba informativa, así que temblando me tiene (no, no es un embarazo, me lo ha jurado).

El caso es que con María me pasa una de esas cosas que me hacen creer en lo de 'amigos para siempre'. Es decir, nos podemos pasar meses sin ni siquiera hablar por teléfono o vernos, pero es quedar y parece que el tiempo no hubiera pasado. Nunca hay reproches y nos conocemos ya bastante bien como para perdonar nuestros despiestes, dejadeces y traumas variados. Nos reímos muchísimo, cotilleamos sobre las noticias que nos llegan de gente de la Universidad, nos ponemos al día y, a la hora de la despedida, siempre nos damos un fuerte abrazo. Puede que después estemos de nuevo ocho o nueve meses sin vernos. O puede que sólo sean dos semanas porque terminemos tomando un café a la salida del trabajo casi sin planearlo. Nunca se sabe, pero no importa. Estamos ahí el uno para el otro.

Con los amigos del instituto me pasa lo mismo. Cuando voy a Jerez, suelo salir con otra gente y trato de pasar también buenos ratos en familia, por lo que al final suelen ser ellos los sacrificados. Me puedo pasar años sin verlos y sin que sepan de mí. Quizás cae alguna llamada o mail perdido cuando me llegan buenas noticias sobre ellos (uno acaba de ser padre), pero cuando nos encontramos, hasta por casualidad como el año pasado en Navidad, se nos pone en la cara esa sonrisa inequívoca de que a ambos nos ha dado mucha alegría vernos. No nos decimos ninguna hipocresía del tipo "A ver si quedamos" o "Tenemos que poner un dia para cenar" porque sabemos que no va a pasar, que cada uno tiene su vida ya hecha por su lado y es difícil concretar fechas. Pero la realidad me ha enseñado que cuando finalmente les llamo para vernos, lo pasamos genial y es como si nunca me hubiera ido de mi ciudad o casi. Además, siempre que nos hemos necesitado, nos hemos ayudado, y eso significa mucho.

Por supuesto, no son ellos los que están en mi día a día, los que soportan mis bajones o ríen conmigo las buenas rachas, pero les quiero mucho igualmente. Me encantaría pensar que los amigos que tengo ahora 'de diario' van a ser para siempre, pero me da miedo llegar a la conclusión de que para llegar a ese estatus, como me pasa con María o los chicos del Instituto, estemos obligados a hacer vidas separadas, que juntos sea imposible mantener la mecha encendida a ese ritmo. Se ha caído de mi agenda tanta gente a la que consideré amigos intímos en su momento que ya estoy curado de sustos al respecto, pero creo que en esto de la amistad, como en el amor, merece la pena no tirar nunca la toalla.

29 comentarios

  1. Ángel  

    Desde Dinamarca post sobre la amistad, foto de Friends, optimismo matinal...

    ¡Gracias!

  2. Corredero  

    Los amigos de esos que ves muy de vez en cuando, pero te da mucho subidón verlos y es como si los hubieras visto el día anterior, esos que cuando estan depres te llaman y eso, son los que son amigos de verdad.

  3. Sota  

    Sobre lo primero tienes recetas en el post de ayer.

    Sobre lo segundo, sí, es un complot. Navidad caca.

    Sobre lo tercero, eso son los amigos. Los demás, a lo sumo, gente que te cae bien.

  4. DeCa  

    :) amigos amigos!

    Son casi familia, :)

    La familia urbana, como decía gus.

  5. JL  

    Pues ha valido la pena el post, Nils, jejejeje.

    Y...: Tan lejos están las paradas unas de otras o es que ya llegabas con el tiempo justo!?. Un beso para María y para Jerez!.

  6. Nils  

    Ángel, gracias a ti por leer hasta el final.

    Corredero, tienes razón, y con ellos hasta la muerte.

    Sota, ya me temía que fuera un complot. Si, los amigos que nunca dejan de estar ahí son los que merecen la pena.

    Deca, cuando vives fuera de tu ciudad, sobre todo ;)

    JL, es que estaba absorto en lo mío y el iPod y no me di cuenta de que me pasé la parada hasta un rato después jejeje

  7. casta  

    Tengo conocidos que he perdido a lo largo de mi vida y tengo amigos que han sobrevivido a 3 aós en Francia, uno en Irlanda, a rupturas, lloros, borracheras y risas... esos son buenos, muy buenos, y estoy haciendo nuevos que espero pasen a engrosar la lista de los anteriores.

  8. Maggie Wang Kenobi  

    Queee potitooooo.

    Eso sí, las toallas de vez en cuando hay que tirarlas, tiatiatia, que se raen y tal. Que mira que os cuesta a las pobras esto de tirar cosas para comprar otras nuevas!

  9. Reputada  

    Uys eso es lo que me pasa a mí con mi amigo-hermano Osean que nos vemos cada mil, para eso vive en el extranjero y su ciudad de referencia en Ejpaña es Barcelona y no Mandril, pero cuando lo hacemos es como si hubieramos seguido currando juntos y riéndonos de todo y comentándolo todo, una maravilla la amistad verdadera, igual que el amor verdadero.

  10. Nils  

    Casta,a mí me pasa igual con los nuevos amigos, que espero que duren para siempre.

    Maggie, me sonrojas, pero no entiendo lo de las toallas, que yo cambio de toallas muy a menudo, con fino algodóne gipcio y cashmere, claro...

    Reputada, es que esa gente es la que merece la pena, los que te quieren incondicionalmente.

  11. Churru  

    Opino justamente como tú, aquel amigo con el cual pueden pasar meses sin verlo pero le llamas o él/ella te llama y estáis a los pocos minutos igual que siempre, es un verdadero amigo. Pero sobre todo, sobre todo, el que te acompaña en los malos momentos sin pedir nada a cambio.

  12. Lunag  

    Si, mi amiga Evi es así, pero creo que puedo tener la misma amistad con ella que con Reput o AH, con los que me comunico a diario (casi). Lo que les hace amigos es que me escuchen sin juzgar, que me quieran y que me tiendan la mano, lo que yo les doy a ellos. ;-D

  13. Nils  

    Churru, esos son los mejores, sin duda.

    Lunag, la verdad es que te envidio porque me gustaría tener una Reput o una AH como tú en mi misma ciudad. Yo me tengo por un buen amigo, doy cosas buenas, pero ahora mismo en CPH no tengo a nadie así.

  14. goldengate(d)  

    totalmente de acuerdo contigo, no hay normas de espacio, tiempo o frecuencia. el cariño no se mide así, leñe.

  15. Arwen  

    Me ha gustado mucho esta entrada, porque pienso igual, porque es genial tener esos amigos que no importa si hablas con ellos todos los días o te pasas meses, quizás años sin saber de ellos... Porque están ahí y estarán siempre y, sinceramente, también he dejado a amigos por el camino, pero los que quedan, esos sí que valen su peso en oro.
    ¡A disfrutar de la amistad!

  16. Nils  

    Goldengate y Arwen, veo que todos pensamos lo mismo. No hay nada como una buena amistad.

  17. Gwathadan  

    Precisamente esas esperadas reuniones con amigos de siempre a los que apenas podemos ver son lo mejor de estas fechas. Yo estoy deseando que lleguen las reuniones de este año...

  18. Don Otto Más  

    Bravo, bravo y bravo por ese post taaan molón y bonito, y que los que fueron y están sigan estando y los que estén en el futuro parezca que siempre estuvieron ahí ;)

  19. Don Otto Más  

    Y no comas tanto!
    XDDD

  20. Will  

    Adelgazar: paque? si en un mes estaremos todos igual.. ¿no?

    Amigos: pues ya somos dos, pero muchas veces soy yo el que sale huyendo, estoy empezando a pensar que soy un tipo asocial...

  21. nanyu fonseca  

    yo prefiero un Örgasmåsbord a un Smörgåsbord, tu no?

  22. Anαβ  

    La verdad que es una palabra que se utiliza con mucha soltura. Ni los que traducieron la serie friends se atreviero a llamar a la serie al principio "amigos", la llamaron "colegas".
    Rodeate de buena gente, consejo fácil de decir pero difícil de realizar. Como muchas cosas en la vida.

  23. Bicho  

    Yo he pensado lo mismo cienes y cienes de veces, pero me sigue sorprendiendo esa capacidad de resistir al paso del tiempo y a la distancia. Parafraseando a Sofia Petrillo: "la amistad es como la mozzarella: se estira, pero no se rompe".

  24. Nils  

    Gwathadan, las reuniones genial, pero que sean ya cenas de Navidad me parece fatal.

    Don Otto, eso espero! a ver qué me prepara jejeje

    Will, no, todos no, Arwen seguirá deslgadisima...

    Nanyu, pues según el día jajaja permiteme que sea gallego en la respuesta jajajaj

    Alfabeta, y que lo digas. Siempre tan filósofo, te quiero!

    Bicho, no conocía esa frase pero me encanta, la hago mía desde ya ;) gracias

  25. Ladonna  

    Una de dos, o te me incluyes en el Instituto o te has olvidado de mi. Te mato. ¿Es que no te queda ningún amigo de tu querido colegio? Buaaaaaaaaa. Pos ahora voy y lloro.
    PD. ¿Quién ha sido padre? Me va a dar algo, lo sé, me va a dar algo.

  26. Nils  

    Asun, padre ha sido Fernando el mellizo, y creo que ya te lo dije, no? Y tú no estás en ninguno de esos grupos, porque tú eres de los amigos de Jerez a los que veo siempre que voy, así que no me he olvidado de ti.

  27. Ladonna  

    No me dijiste lo de Fernando. Toy muerta.
    Y gracias por no olvidarte y seguir viniendo.

  28. Proudstar  

    Creo que todos nos hemos sentido identificados al leer tu post porque, al fin y al cabo, es ley de vida alejarse de los amigos, hacer tu vida, conocer gente nueva, reencontrarse. Y creo que, por muy triste que pueda parecer alejarse de la gente que quieres, también tiene su encanto experimentar la alegría que supone estar con alguien que hacía mucho que no veías.

    Besos!!

  29. Nils  

    Asun, me temo que no tengo opción a dejar de ir.

    Proudstar, completamente de acuerdo.

Publicar un comentario