Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Ayer acabé de leerme el segundo libro que llega a mis manos de La Parejita, el cómic de Manel Fontdevila que sale todas las semanas en El Jueves desde 1995. Es una de las series más populares de la revista y mi favorita sin duda (aunque no la única que me gusta, que conste). En 1996 ganó el premio al Mejor Guión en el Salón del Cómic de Barcelona y el 2001 estuvo nominada en la categoría de Mejor Obra y Mejor Guión de la misma feria. Pero lo que más me gusta de Mauricio y Emilia es que sus vicisitudes son, casi siempre, calcadas a las mías con el rubio. Es decir, se supone que es una exageración costumbrista de la vida de una pareja española, pero me sorprende que en muchas cosas somos completamente iguales, como en lo de ser extremadamente cursis para algunas tareas del hogar (como doblar sábanas), repetir hasta la saciedad un plato que nos sale bien casi por casualidad (el último, estofado de pavo con pimientos y cebada) y, sobre todo, la verdadera obsesión compulsiva por explotar granos y espinillas ajenas. Porque, como ellos mismos dicen, ¿qué es el amor si no?




24 comentarios

  1. Ladonna  

    Tengo un amigo que dice que hacer esas cosas es de matrimonio, asi que ándate con cuidado cielo.

  2. Reputada  

    Yo les tengo un asco, porque son la pareja referente de Tito y MujerdeTito, iguales de giles, joder.

  3. casta  

    Me niego a ir petando granos... aunque me entusiasma que me rasquen la espalda...

  4. Nils  

    Asun, tendré cuidado.

    Reputada, yo te aseguro que nunca las tendría como referencia. De hecho, por eso me flipa, no entiendo que coincidamos en algunos aspectos.

    Casta, pues a mí me vicia jajaja Es que los suizos sois muy vuestros para las guarradas jajaja

  5. nanyu fonseca  

    ayns, yo no aguanto esta costumbre... por dolor, basicamente. eso si, coincido con casta, me encanta que me rasquen y froten la espalda y la zona de la entrepierna, jejejeje.

  6. Nils  

    Nanyu, ¿a quién no le gusta un buen frotamiento en la espalda? ¿y en la entrepierna?

  7. Proudstar  

    A mi ex le encantaba quitarme los puntos negros... pero vamos, que le volvían loco.

    ahora lo recuerdo con ternura, lo que son las cosas...

  8. Corredero  

    Todo muy costumbrista, muy de matrimonio, ¿qué me vas a contar?, jijijijijji

  9. Nils  

    Proud, es que es una costumbre muy tierna que saca ese punto dominatrix que creo que todos llevamos dentro.

    Corredero, es verdad que en temas domésticos de matrimonio nadie sienta cátedra como tú :)

  10. shhhhh!  

    los eterno-solteros like me no entendemos este tipo de chorradas.... perdon, costumbres.
    Y detesto con todas mis fuerzas que me revienten granos. Es asqueroso. Ni por sexo.... y mucho menos por amor!
    Eso sí, la viñeta me ha hecho mucha gracia.

  11. Lunag  

    Pues a mi me hacen gracia, la verdad. Nunca me he visto reflejada en ellos, ni veo a Tito (de Reput)y Mujerdetito (también conocida como Elmerengue) que se parezcan ni un pelín.
    Me da un ascazo lo de los granos que no puedes imaginar, puaaajjjjj, qué as-ca-zo! Es que ni que me lo hagan ni hacerlo yo, por dior...

  12. Nils  

    Mr. Shhh! ¿eres une terno soltero? pero si tenías pinta de romanticón emparejado empedernido jejeje De todos modos, es de egoistas quedarse todos los granos para uno mismo...

    Lunag, si no fuera algo perverso lo de los granos (y asquerosillo) no tendría su gracia jejeje

  13. Peritoni  

    Pues mi ex-mujer me hacía exactamente lo mismo, en cambio Piki ni se acerca ni me deja acercarme a los granillos.

  14. Nils  

    Es que me da a mí que Piki es un raro que con su gel de chocolate ya tiene suficiente jejeje

  15. Maggie Wang Kenobi  

    uy, que cosas, eso pasa por no ir todos los días a tratamiento cutáneo, tiatiatia. ni yo ni mimanué tenemos granos desos, jurjur.

  16. Anαβ  

    como dice proudstar, lo peor son los puntos negros. Acabas con la cara como un mapa mundi, en epocas de pangea. A mi me toca sufrirlo, eso si en silencio nada, pego unos gritos.

  17. Ángel  

    Jo, pues explotar granitos y puntos negros propios (con los ajenos nunca me atreví) siempre ha sido una de mis grandes debilidades, pese a las advertencias de mi madre de "¡ya te has vuelto a tocar los granos!" y "verás cómo se te va a quedar la cara de picada"...

    Y fíjate lo que son las cosas, el cutis terso como el culito de un bebé terso e incluso de vez en cuando algún grano post-acné que nunca viene mal para deleitarse recordando viejos tiempos.

    A pedir de boca.

  18. Nils  

    Maggie, una pena porque es divertido... aunque un tratamiento de piel tambien mola :P

    Alfabeta, gritos de placer, no? gemidos de éxtasis?

    Ángel, si es que es un vicio. Además, en cuerpo ajeno mola más porque tienes mejor ángulo para explotarlos y apuntas bien. Y sí, lo otro son leyendas urbanas...

  19. Ladonna  

    Dejando aparte el tema granos, que me recuerdan demasiado el instituto, tengo una noticia: CHIANG MAI HA LLEGADO. Ahora mismo la tengo aqui conmigo y esta noche ya dormirá en el salón. Os manda recuerdos a todos.

  20. Nils  

    ¡Qué bien! dale recuerdos de mi parte!

  21. arzella  

    Aghhhh que asco me dan esas parejitas que en la playa se dedican a explotarse los granos...parecen monos quitándose piojos, puagh.

  22. Nils  

    Yo tengo que decir que nunca lo he hecho en público, eso al menos no.

  23. Casiopea  

    Jeje, tengo que confesar que si pusieran mi cara en lugar de la de ella en esta tira, no habría ninguna diferencia. Imposible de explicar ni de superar esta fijación por el tema granos.
    Nadie es perfecto, ¿no?

  24. Nils  

    Casiopea, te entiendo, no sabes cuánto jajajja

Publicar un comentario en la entrada