Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Si hay un motivo por el que NUNCA podré mezclarme del todo con los daneses y parecer uno más no será por mi pelo, mi tono de piel (a quién queremos engañar, no soy muy moreno, pero tampoco reblanco, así que, o vuelvo a mis 14 años, en plena alergia solar de caballo, en la que mi piel era más blanca que la de los folios, o me temo...) o mi sentido del humor ( y mira que se supone que ellos son los más cachondos de Escandinavia, reconocido incluso por los suecos, que se llevan a matar). No, se trata de mi negación más absoluta a llevar calcetines con chanclas. Mira que se lo he dicho a todos y cada uno de los rubios que me he encontrado: "Nada de chanclas, nen", pero ellos ni caso. Me van a crear complejo de gurú de mierda de la moda, no me respetan... ¿No se dan cuenta de que los que inventamos las chanclas las llevamos sin calcetines y que DEBERIA ESTAR PROHIBIDO por ley la unión de ambas prendas?

La verdad es que no deja de llamarme la atención la relajación que lo del verano provoca en la gente en su manera de vestir. Como muchos sabeis, este julio estuve unos días relajados, muerto de calor, en Zagreb, donde la gente estaba tan flipada de tener 40 grados a las 11 de la mañana que se ponía cualquier trapo corto y fino que encontraba, y salían a la calle con calzonas tipo braga faja o camisetas con aberturas laterales que casi llegaban a la cintura, mon dieu, qué 80's!! No podía con esa visión. Los ojos me sangraban cada vez que veía algo así... y el problema era, sobre todo, que no era un croata o dos... sino miles y miles.
Os dejo las Reflexiones sobre Zagreb, ya que estamos:

1. En Zagreb te sientes rico. Y no en el sentido metafórico de la palabra, un afortunado cultural henchido de satisfacción. Aquí te sientes rico literalmente, porque todo está muy barato. El 95% de las cosas son mucho más asequibles que en España (no digamos Dinamarca), y eso se agradece. Cualquier cosa, al dividirla por 7 (que es como se calculan aquí los euros), te parece irrisorio, como las 3 kuna (la moneda de Croacia) que pagué por coger un tren, o que he pagado por la funda de mi iPod un 35% menos que lo que vale en nuestra querida patria. En la comida es donde más se nota. Acabo de cenar por 7 euros una pizza y dos bebidas, y no una porción de pizza precisamente… He ido dos veces a un buen restaurante y nunca he superado los 20 euros. Hasta el transporte es barato.

2. Normalmente, cuando viajo a algún país extranjero, especialmente a sus capitales, soy testigo de la expansión internacional de Inditex, lo que me joroba bastante, porque me dan mucho asco sus tiendas. Supongo que Zagreb no será una excepción, pero por primera vez desde que viajo por Europa, NO HE VISTO NINGÚN ZARA NI MANGO. Estoy flipando, soy feliz, viva!

3. Aquí la gente es fea. Pero no fea en plan poco agraciado… no, aquí son FEOS FEOS. El problema es sobre todo en el género masculino. Los hombres de más de 35 años son TODOS feísimos. Con los jóvenes hay más disparidad, pero como a los 35 ya no serán guapos los pocos que hay, pues como que maldicen los genes. Aquí, además, muchos tienen cara de haber recién salido de la guerra, y de eso hace ya quince años… vamos, que han tenido tiempo de comer un buen potaje y no lo han hecho, porque es una delgadez rara. Volviendo al tema de los feos, como están predestinados incluso los que son más guapotes, aquí hay verdadera obsesión por enseñar abdominales. No es que por la calle vayan como en Gibraltar, sin camiseta, sino que cantantes, famosos y futbolistas salen en todas las revistas, por lo normal, enseñando abdominales, independientemente de que venga o no a cuento.

4. Las mujeres, en cambio, sí que son más guapas. En la madurez hay de todo, tirando a feuchas, pero hay más guapas, por lo que se salvan del gen defectuoso croata. De jóvenes, la gran mayoría, y eso sí que tiene merito, son bastante agraciadas. Yo me esperaba que todas estuvieran teñidas de rubio platino con cejas maxinegras como las coristas de estos países en Eurovisión, pero no he encontrado ninguna, así que, o es cosa de Eslovenia, o las horteras son las chiquillas del showbussines y la gente normal aún sabe qué colores NO, repito: NO, hay que escoger nunca cuando se es morena black total.

5. El cambio climático ya ha llegado a Croacia y aquí la peña no se quiere dar por aludida, a pesar de que estamos a más de 40 grados y nos derretimos, literalmente, de calor. Nunca en mi vida he sudado tanto, ni siquiera en Chipre, y eso fue muy fuerte. Las visitas turísticas han sido restringidas a tramos horarios decentes y posibles, donde haya seguridad de que no mueres por insolación. Como Zagreb te lo ves en un día (dos museos incluídos, a un ritmo normalito), no hay que ir agobiado en esos tramos de tiempo. La mayoría de los sitios no tienen aire acondicionado, y algunos parece que lo tienen sólo para decorar. Además, a diferencia de Madrid, por la noche no se vuelve esto Siberia, sino que apenas hace fresco, por lo que nunca dejas de tener calor. I LOVE A.C. (esto, YO AMO AIRE ACONDICIONADO).

6. Comprar música en Croatian Records, discográfica y tienda al mismo tiempo, parecía algo sencillo, sobre todo después de comprobar que, desafortunadamente, la tienda era bastante pequeña y sólo había una pared de música nacional. Hay una rubia que no sé si habla o no inglés, pero que me atendió, yo le pedí varias cosas y (oh my god!) se transmutó en azafata del 1,2,3 cuando le regalaban el merchandising del programa a los concursantes (si no os acordáis de esto, no es mi problema).Así que empezó a sacar discos y DVD como una loca y antes de darme cuenta ya tenía en mis manos unos 12… así que tuve que pararla. Al final sólo me interesaron 2 CD y un DVD, por los que pagué menos de 25 euros en total. VIVA LA KUNA!


Luka Nižetić es una excepción entre tanto croata feo. os dejo uno de sus vídeos (por cierto, que éste también es de los que enseñan abdominal sin venir a cuento, afortunadamente, thanks god for that!).
Dobro jutro!



2 comentarios

  1. Cristina  

    A ver, vayamos por partes:
    - Sobre el tema "ellos feos VS ellas guapas" en Zaghreb, es curioso que lo menciones porque en Portugal suele ser al contrario: ellos son dioses y ellas más bien average tirando a ... deficientes (menos mi cuñada, claro) (I mean it, Richard :-)
    - Sobre tu afición a la música en idiomas que te son ajenos: guau, felicidades. Es que yo no tengo esa paciencia, a pesar de que la música, así, genéricamente, me encanta porque me inspira y me abstrae. Así que me viene fantástico estar "chupando del bote" de tu inquietud musical. Por cierto, tengo a Richard aquí al lado canturreando la cancioncilla de tu último post, así, sin darse cuenta, je je...

    Beijinhos, meu caro

  2. sinblancaporelmundo  

    Muy interesante tu descripción de Zagreb, pero al final, cómo es la vida de los maricones allí. ¿Están los machos tan salidos como en, digamos, Turquía, o te pegan una hostia si te ven la pluma o si les tiras los tejos?

    Smuk, una crítica constructiva, pero es que nos dices algo que interesa: Que son feos. Sin embargo, no nos dices si están bien por abajo que es lo que nos, o debería decir me, interesa.

    mange kyssede

Publicar un comentario en la entrada