Archives

Hvad er klokken?

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Vivir con un científico es lo que tiene, que terminas viendo el I+D+i con unos ojos diferentes. O, más bien, que terminas viéndolo, es decir, sin darle la espalda o ignorándo su existencia como parece ser que le ocurre a buena parte de la sociedad española y, especialmente, a los políticos y empresarios financieros de este país.

Finlandia fue mi primer país escandinavo fetiche. Cuando era pequeño incluso aprendí palabras y frases en finlandés, por si conseguía irme allí de intercambio. Luego derivó a Suecia y, de allí, a Dinamarca, pero Suomi sigue estando en mi corazón. Es por ello que me sentí muy orgulloso cuando leí un artículo en el que desgranaba la fatal situación económica del país y cómo quieren rehabilitarla.

Por un lado, hay que decir que Finlandia va para el tercer año con la economía en graves pérdidas, sube el desempleo (tasa del 9%) y se está registrando una 'fuga de cerebros', al verse las generaciones jóvenes y mejor preparadas sin oportunidades para desarrollar trabajos de alta cualificación. La crisis de Nokia, que llegó a representar el 4% del PIB nacional, y de la industria papelera, así como las sanciones a Rusia, vecinos y uno de los mercados principales de exportación para ellos, no ha hecho más que mermar la infraestructura económica.

¿Cómo quieren solucionarlo? Además de políticos que plantean volver a las 40 horas de jornada laboral semanal y aumentar la edad de jubilación (liberales, cuánto daño han hecho...), se está invirtiendo en I+D. La idea es que sea la industria biotecnológica la que se convierta en la locomotora del país, así como todo lo derivado de la industria limpia y ecológica. Además, también se habla de desarrollar una mejor industria naval y marítima. Es decir, invirtiendo en ciencia.

Mientras, aquí, seguiremos apostando por el paño caliente, la tirita y el chicle pegado en el agujero de la tubería. Es decir, en el turismo 'lowcost', la construcción y servicios, muchos servicios. ¿Se darán cuenta alguna vez de que las economías prósperas son las que crean riqueza con una industria potente? Pussar och kramar!